28 de septiembre de 2012

Independencia … Oportunismo??


Referéndum para la independencia catalana

El alto tribunal tumbó en 2008 un referéndum similar de Ibarretxe

El tribunal argumentó que era un referédum, que requería el permiso del Estado y que debían votar todos los españoles. Es previsible que el Gobierno use los mismos argumentos


El 27 de junio de 2008, el Parlamento vasco aprobó una ley para poder convocar una “consulta popular” el 25 de octubre de ese mismo año. El entonces lehendakari, Juan José Ibarretxe, del PNV, pretendía preguntar a los vascos dos cosas: si estaban de acuerdo en abrir un proceso de diálogo con ETA y si estaban de acuerdo en iniciar una negociación sobre el “derecho a decidir del pueblo vasco”. La consulta no se celebró, ni el 25 de octubre ni nunca. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero la recurrió ante el Tribunal Constitucional, y este declaró la ley “inconstitucional y nula” el 11 de septiembre, por unanimidad. Antes había suspendido cautelarmente la consulta, por si acaso tardaba demasiado en dictar sentencia.
Esa vía de recurso y suspensión cautelar es la que previsiblemente utilizaría ahora el Gobierno si Cataluña llega a convocar su consulta de autodeterminación. Los argumentos que dio entonces el Constitucional son estos:
No es consulta, es referéndum. El Ejecutivo vasco alegaba que no había convocado un referéndum (que requiere permiso del Estado), sino una “consulta no vinculante”. El Constitucional no aceptó ese disfraz: dictaminó que, lo llamaran como lo llamaran, era un referéndum porque el “sujeto consultado” coincidía con “el cuerpo electoral” vasco y porque las preguntas versaban sobre “un asunto de manifiesta naturaleza política”. “Que no sea jurídicamente vinculante resulta de todo punto irrelevante”. Porque “el referéndum no se define frente a otras consultas populares por el carácter vinculante de su resultado”, sino por la entidad del asunto que se somete a votación y por el cuerpo electoral convocado.
Requiere permiso del Estado. Una vez definido como referéndum, la “competencia exclusiva” para autorizarlo es del Estado, según el artículo 149 de la Constitución. Y el Estado no lo había autorizado. “No cabe en nuestro ordenamiento, en materia de referéndum, ninguna competencia implícita [...]. Solo pueden convocarse y celebrarse los referendos que expresamente estén previstos en las normas del Estado, de conformidad con la Constitución”, reza la sentencia.
Tendrían que votar todos los españoles. Preguntar por el derecho a decidir afecta “al orden constituido” y “al fundamento mismo del orden constitucional”; se puede hacer, pero por el cauce legal: planteando una reforma de la Constitución; no intentando imponer una “inaceptable vía de hecho para reformar la Constitución al margen de ella”. Es “imposible” convertir al “pueblo vasco” en “titular del derecho a decidir” sin cambiar la Constitución, porque el titular es “el pueblo español”. Y por lo mismo: como la “redefinición” del Estado afectaría “al conjunto de los ciudadanos españoles”, no pueden decidirla solo una parte de ellos, sino todos.

10 de septiembre de 2012

Sástago, la Perla de los Meandros del Ebro.

Ven a Sástago a Disfrutar del Misterio y la Magia del Lugar.

Origen

Sastago, enclavado en medio de los Meandros del Ebro, es un pueblo con muchas raíces históricas, rodeado de agua, leyendas y magia.

Los orígenes del municipio parecen remontarse al siglo III a.c. cuando se asentaba en el terreno un poblado íbero. Tras la llegada de los romanosel terreno debió quedar despoblado ocupado únicamente por algunas fincas de recreo.

En la edad media los musulmanes construyeron en los terrenos un castillo y una pequeña villa. Alfonso I el Batallador tomo la villa en 1133 y se le entrego en calidad de tenente a su alférez Don Artal de Alagón.

Desde el siglo XII la familia Alagón obtuvo el dominio jurisdiccional de Sástago en compensación a la entrega de Morella a Jaime I, desde ese momento fueron constantes las disputas por la delimitación de terrenos entre Sástago y el Monasterio de Rueda.

En 1511 Fernando el Católico concede al entonces señor de Sástago, Blasco de Alagón y Olcina , el titulo de Conde de Sástago.

Comienzan un periodo de esplendor para la familia, que pasa a denominarse de los Sástago y se convierte en una de las ocho grandes familias de Aragón. Que queda en el lujoso Palácio de Sástago que construyen en Zaragoza.

Leyendas

La del Castillo de La Palma
Un
poco de recopilación histórica antes de meternos en harina:
 
Sástago es ya mencionada en 1147, en 1158 es citada como limite del obispado de Zaragoza. El castillo es de época musulmana, pero fue seguramente modificado tras su conquista aragonesa. No se conocen los nombres de sus tenientes si los tuvo, por lo que sería de realengo.

En 1199 Pedro II lo tuvo que empeñar ante sus problemas económicos, siendo el castillo adquirido por Artal de Alagón por 5.000 morabetinos.

Volvieron a la Corona más tarde pasando al señorío del obispo de Zaragoza, aunque en 1232 consta su cesión por Jaime I, a Blasco de Aragón a cambio de Morella y María de Huerva. Así la villa se vinculo a una de las ocho grandes familias de reino, sus descendientes no hicieron sino aumentar el patrimonio de la familia en la zona, tras la cesión de Pina de Ebro por Artal II de Alagón, además de otras lugares de la Ribera Baja del Ebro.

En 1511 los Blasco fueron nombrados condes de Sástago. En 1693 el condado recae en una rama de los Fernández de Córdoba.

Es complicado llegar hasta uno de los castillos más misteriosos y menos conocidos del reino de Aragón. Visible desde la carretera, dirección Sástago hay que coger un camino a la derecha, tras serpentear por este camino complicado, llegamos a los pies del castillo, desde donde debemos hacer la última ascensión a pie. El lugar aislado de la civilización, a pesar de su lamentable estado, esta lleno de magia y permite al visitante trasportarse en el tiempo hasta la época en que un imponente castillo musulmán protegía la ribera baja del Ebro. Los ruinosos torreones y murallas de éste castillo de origen musulmán, situado en el altozano del cerro de la Rosa, envuelven en su centro, a la ermita del Pilar, de estilo barroco, de la última década de siglo XVII.

En una posición fuertemente estratégica, sigue la tipología de las grandes fortalezas islámicas, de planta oblonga e irregular, adaptada al cerro donde se asienta, con poderosas murallas de tapial y mampostería de piedra irregular, de nos 80 por 20 metros. Con abundantes entrantes y salientes, típicamente islámicos, al igual que sus torreones rectangulares, destacando por su altura una torre, muy esbelta, en estado de ruina, abierta por el centro, de 8 por 6 metros de planta y alzado tronco piramidal, característicamente islámico. La torre estaba distribuida interiormente en cuatro plantas.

En el interior del castillo se encuentra la ermita del Pilar. En pie, pero en estado calamitoso, abandonada desde el año 1936, victima del abandono y la erosión. Se intento recuperarla por los curas Don Julián Díez y Don Víctor Pinilla, con un grupo de personas, sacando los escombros y limpiando el recinto eclesial. Con ello se logró, arrancar del olvido este magnifico castillo, y la tradición de peregrinar las dos veces que solía hacerse. Una el dos de enero, celebración de la venida de la Virgen y la otra se hacía o se hace al domingo siguiente de la fiesta del 12 de octubre.

Pero las historias que voy a relatar son las que generación tras generación se nos han ido contando a los sastaguinos.

1ª leyenda

Durante el asedio de los ejércitos cristianos en la Reconquista, los musulmanes que moraban en el Castillo de Palma construyeron un pozo sobre la vertical de la montaña, hasta que llegaron al agua procedente del río Ebro o de la acequia, construida por ellos, para el riego de las huertas de La Paz y la Rosa.

De esa forma los árabes tenían acceso al agua en el caso de un ataque al castillo y quedar aislados dentro del recinto, ellos bajaban por el pozo y accedían al agua.

El Jeque árabe que mandaba el Castillo tenía una hija que se llamaba Laz, moraba con el en el castillo. 
Al construirse el pozo, su padre le advirtió que no se acercara al el porque podía caer y desaparecer en sus profundidades, pero la joven Laz, basta que su padre le prohibiera hacerlo hizo todo lo contrario y al asomarse cayo al pozo desapareciendo en sus profundidades.

Por mucho que buscaron, incluso haciendo un agujero transversal para poder acceder al pozo desde la ladera, nada se consiguió y la joven no volvió a aparecer. 

Recuerdo desde chico siempre que subíamos al castillo nuestros padres nos decían que no nos asomásemos al pozo existente en la plazoleta del  castillo de la Palma. Se nos decía que en él, había una mora encantada, y podía encantarnos a nosotros y quedarnos allí para siempre.

Personalmente he visitado alguna vez el lugar y creo que es bastante peligroso asomarse al pozo, tanto por la plaza como por el acceso que hay en la ladera, por lo que nuestros padres y abuelos hacían bien en utilizar el miedo para que los niños y jóvenes no nos asomáramos al pozo y por la curiosidad cayéramos al agujero que tiene mucha profundidad. 

Hace algunos unos años y en una conversación con mi buen amigo Rosendo Rico, me comentó que, había otra historia sobre la mora encantada y era la siguiente:

2ª leyenda

El Jeque del castillo La Palma, tenía una hija, muy hermosa y bella, llamada Laz, la educó lo mejor que pudo dándole una educción refinada. 

Laz se enamoró de un musulmán de bajo rango, y ante la desaprobación y prohibición de tal unión por parte del padre, y la obstinación de la hija, en seguir la relación, el Jeque mató a su hija en la noche de San Juan, 24 de Junio, no se sabe el año arrojándola al pozo, haciéndola desaparecer.

Decían que si alguien se acercaba solo al castillo, la bella mora se aparecía envuelta en vaporosos vestidos y de dentro del pozo una suave voz te atraía hacia la boca del pozo.

Hace unos años, algunos jóvenes, aficionados a la práctica de psicofonías, prácticas de Guija, y demás efectos paranormales, subían al castillo de Palma la noche del 24 de Junio con un espejo, y comentan que, a las 12 de la noche se reflejaba en el espejo la figura de una mujer con vestiduras blancas. 

¿Será la misma mujer que está en el pozo? ¿Será, la misma mujer, que se relata en la Dama de Blanco? ¿Ficción o realidad? ¿Leyenda o historia real?

Existe una tercera leyenda que también ha llegado a nuestros días, que cambia un poco la primera versión, aunque tiene similitudes.

3ª leyenda

Al igual que en los anteriores relatos, el jeque del Castillo de Palma tenía una hermosa hija llamada Laz, y como en todo buen castillo que se precie en aquellos tiempos, moraba en el una bruja, maga, o curandera que muerta de envidia, por la belleza de la joven la mato, y la arrojo al pozo dicen que todavía esta allí  custodiada por una serpiente, que tiene la propiedad de encantar a todo humano que baje a perturbar a la joven. 

A la maga o bruja, el padre le corto la cabeza, cuando la cabeza de la bruja cayo al suelo, un rayo se abatió sobre la torre del castillo partiéndola en dos.

El Jeque aun asustado por la caída del rayo maldijo a la bruja y ordeno que vagara por toda la eternidad por los extramuros del castillo. 

Se dice que el día de ánimas a las 12 de la noche si algún ser humano pasea por las inmediaciones del castillo la bruja le robará el alma para poder descansar en paz,

Hasta aquí las leyendas populares que se cuentan del castillo de la Palma, quien sabe cual es la parte verdadera y cual la de fantasía que esconden estos relatos, el caso es, que si alguien prueba a subir al castillo solo, aunque sea de día y paseas entre las ruinas, un desasosiego grande invade tu corazón y tu mente y puede hacer que veas cosas que luego no sabes describir.

 Vivencias
 Los buenos recuerdos se amontonan en mi cabeza cuando pienso en positivo, y siempre me trae la memoria los momentos que he pasado en Sástago.

Mis vivencias a lo largo de toda una vida visitando el pueblo son tan ricas en acontecimientos y están tan unidas a la amistad con sus gentes, a la diversión diaria, al entorno de las fiestas de Agosto, al descanso mental y físico después de 11 meses de trabajo, en fin, que nunca he echado en falta la playa o la montaña. Para mi Sástago tiene playa y montaña, pero además tiene río, piscina, bares, gente entrañable, lugares pintorescos y fiestas.

Desde hace un tiempo os escribo unos relatos cortos que hacen referencia a momentos pasados, es mi manera de expresar el agradecimiento que siento hacia las personas que a lo largo de estos años he conocido y he tratado.

Forman parte de las Tertulias de la Manqueta, que abarcan relatos mezclados con otras muchas cosas que se comentan en las famosas tertulias.

Esta vez voy a contaros una vivencia personal, que causo en mi interior una sensación extraña que aún perdura.

La Dama de Blanco.

 Corría el mes de Agosto de un verano caluroso, cuando en uno de mis paseos vespertinos en bicicleta, volviendo de La Zaida y antes de ir a casa, decidí ir a las ruinas de la ermita de la Virgen del Pilar, también llamado Castillo de la Palma. Este lugar magico tiene varias Leyendas.

Para acceder a la ermita, tome el camino de la derecha justo cuando vas a llegar al puente que cruza el cauce de entrada de agua a las turbinas de central 2.

Seguí el camino unos trescientos metros antes de adentrarme en otro camino mas oculto situado a la derecha que cruza la acequia entre cañaverales y que tras atravesar las cañas te lleva por un sendero abrupto hacia la subida a la ermita.

El esfuerzo sobre la bicicleta había sido generoso hasta llegar a ese punto del recorrido, el calor era agobiante y el sudor mojaba mi rostro, de vez en cuando miraba hacia arriba para valorar si mi esfuerzo sobre los pedales de la bicicleta merecía la pena. La subida se iba haciendo más y más dura el sudor tenia que ir quitándomelo de la cara mientras miraba hacia las ruinas y entonces ocurrió. 

En pleno esfuerzo de la subida mire hacia las ruinas y la vi., estaba en la ventana que hay sobre la puerta de entrada, era como una dama vestida de blanco con ropas de gasa que se agitaban al escaso viento que había en ese momento, el corazón me dio un vuelco y se acelero aun más por la impresión no podía quitar la vista de aquella hermosa figura, la rueda delantera de la bicicleta cogió una piedra del camino, sentí que perdía el control de la bicicleta y me hizo quitar por un momento la vista de la figura blanca. Mis huesos dieron contra el duro suelo sin poder evitarlo, me incorpore con el cuerpo dolorido, levante la bicicleta me monte sobre ella emprendí el pedaleo unos metros, volví a mirar hacia la ventana pero.... la dama no estaba.

Paré en seco la bicicleta y descabalgue de ella, sin dejar de mirar hacia donde había visto aquella hermosa figura, me quede quieto en el sitio, calculo que estaría a unos 500 o 600 metros en línea recta, durante un buen rato me quede mirando pero no volví a ver nada.

Empecé a caminar acercándome poco a poco por el sendero hacia las ruinas, con cierto recelo y con el corazón aun agitado por la visión y el esfuerzo.

Mientras ascendía por el camino acercándome a la entrada de la ermita, fui razonando sobre lo que había visto o creía haber visto, no podía ser una mujer era absurdo, conforme me acercaba podía distinguir el tamaño de la ventana, estaba seguro que la figura ocupaba toda la ventana, sin embargo recordaba sus ropas agitarse al viento y en ese momento no corría ni un pelo de aire.

Estaba muy cerca de la entrada y una sensación angustiosa atenazaba mis músculos, posiblemente miedo, aunque no quiera reconocerlo, deje la bicicleta en el suelo y entre en las ruinas. Recorrí todo el recinto sin ver ni él más mínimo rastro de la dama de blanco. Solo un enorme silencio roto de vez en cuando por el graznido de alguna ave cercana, todos sabemos que el río esta cerca.

Me pare frente a la boca del pozo que hay en la plaza del recinto amurallado, mire hacia su interior y solo vi. la oscuridad al final del pozo, un escalofrío recorrió mi espalda, recordé las leyendas que acompañan el lugar, instintivamente me aleje del pozo.

Durante más de una hora permanecí en el recinto sin ver nada que resultara anormal, dándole vueltas a la cabeza sobre la figura que había visto en la ventana, sin encontrar una explicación lógica. Decidí volver a casa, cogí la bicicleta y retome el camino dirigiéndome hacia el pueblo. 

Mientras recorría el camino de vuelta, creí encontrar la solución a lo que había visto, al menos era la solución mas lógica según mi criterio, entonces y ahora.

Esto es lo que creo que ocurrió aquella tarde:
Mientras subía por el camino, en pleno esfuerzo cubierto de sudor, mire hacia la fachada de la ermita y lo que vi. Fue un ave grande, posiblemente una garza o una cigüeña, que durante unos instantes se poso en el alfeizar de la ventana agitando sus alas, intentando equilibrarse en la ventana, cuando yo mire con el sudor nublándome la vista me pareció otra cosa o a mi mente le pareció ver una mujer con un vestido largo, blanco agitándose como una bandera al viento, luego quite por unos segundos la vista de la imagen porque la rueda de la bicicleta tropezó con una piedra. En esos instantes el ave al no estar a su gusto o al oírme, levanto el vuelo y marcho dando la vuelta a la torre en ruinas, por eso no volví a verla cuando levante la mirada.

Eso fue lo que paso, estoy convencido lógicamente de ello. No obstante, no me importa en un momento dado, haber creído ver una dama vestida de blanco en las ruinas de la ermita de la Virgen del Pilar.

Tertulias de la Manqueta


Pincha en el enlace y te llevara por un paseo inolvidable
Gracias a Simón Ordovás por sus notas
Gracias a Jesús Minguillón por sus fotos 
Gracias a todos los que de alguna manera han colaborado en este pequeño reportaje.

8 de septiembre de 2012

El Cuento de la Lechera

La Comunidad de Madrid Eurovegas, la Comunidad Catalana Barcelona World y la Comunidad de Aragón tenía Gran Escala, el mayor centro de ocio-juego de Europa, por cierto, hace mucho que en Aragón no se habla de ello.

Con tanto sitio para jugar no se si tendremos dinero los españoles para darles de comer a tantos casinos, pero claro lo de Gran Escala se ha quedado con la crisis en gran mentira y lo de los catalanes me parece que va por el mismo camino y si soy sincero lo de Madrid me parece otro cuento chino. Pero si con eso baja la presión sobre la prima de riesgo, sube la bolsa y se crea empleo, bienvenidos sean los tres centros de ocio-juego más grandes de Europa.

Ojala se construyan los tres a la vez y se abra el paso central por el Pirineo Aragonés así acudirán todos los ricachones europeos a jugar en los casinos y dejaran dinero a capazos en ellos.

Esto esta muy bien si no fuera porque queda poco margen para engañarnos a los españoles. Los políticos están caminando por el filo de la navaja o quizás piensan que están tratando con personal de bajo nivel cultural. Deberían cuidar el tipo de información que llega a la población.

A estas alturas de la película nadie se cree que Gran Escala salga adelante en Aragón, lo de Cataluña me parece una pataleta porque al parecer Eurovegas se instale en Madrid y yo hasta que lo vea en pie no me lo creo, si me equivoco en mi apreciación en este momento lo escribiré reconociendo mi error.

En fin ojala me equivoque y nos convirtamos en el país con mas casinos del mundo mundial, os adelanto que no pienso gastarme ni un euro en ellos.

Tertulias de la Manqueta