13 de noviembre de 2017

Rueda Empieza a Salir del Olvido

Rueda empieza a salir del olvido
La DGA está ejecutando trabajos de reparación y limpieza para poner a punto este complejo cisterciense «lo antes posible» y retomar así las visitas turísticas.

E. Pérez Beriain Heraldo de Aragón


El monasterio de Rueda, ubicado en Sástago, lleva dos años cerrado a las visitas. Las personas que se acercan hasta el complejo cisterciense no pueden recorrer este bien patrimonial, declarado Monumento Nacional, que reabrió al público sus edificios en 2003 y una hospedería, tras 150 años de abandono. En su rehabilitación el Gobierno de Aragón invirtió más de 20 millones de euros. Los problemas con la adjudicataria, la UTE Manzana Hospederías, obligaron a la clausura de estas instalaciones. La solución para volver a recuperar esta joya arquitectónica, sin embargo, parece estar un poco más cerca. La DGA, que demandó a la empresa que se encargaba de la gestión por un "incumplimiento gravísimo del contrato", está rehabilitando y mejorando el inmueble, con la intención de recuperar "cuanto antes" su uso turístico. La idea es ampliar las visitas e incluir lugares que no formaban parte del recorrido.

En las distintas dependencias de este histórico monasterio se están ejecutando actuaciones encaminadas a recuperar el espacio "que quedó dañado y deteriorado tras la gestión de la empresa adjudicataria", indicaron desde la Dirección General de Turismo. El plan es poner en marcha, lo antes posible, la parte monumental, de la que a partir de ahora se hará cargo el Ejecutivo autonómico.

El director gerente de la Sociedad de Promoción y Gestión del Turismo Aragonés, Jorge Marqueta, explicó que varias empresas están acondicionando el complejo para su puesta a punto: "Cuando accedimos al edificio vimos el estado en el que se encontraba, estamos haciendo el mantenimiento que no tuvo". La Asociación de Amigos del Real Monasterio de Rueda denunció hace dos años la situación. Pascual Martínez, secretario de este colectivo, recordó las deficiencias que presentaba entonces el conjunto patrimonial, con maleza y suciedad en su entorno, la noria estropeada o jardines completamente descuidados. La compañía eléctrica cortó la luz por impago e incluso se habían registrado robos. "Afortunadamente –apuntó Marqueta– no tenemos que lamentar afecciones al patrimonio, pero estaba todo descuidado. No tenía agua corriente, ni luz… Era un edificio abandonado a su suerte".

Los trabajos que se están ejecutando, reconoció, "son caros y complicados". Solo se está actuando en la parte monumental, que ocupa la mayor parte del complejo; el tema de la hospedería está inmerso en un proceso judicial, y sobre él no se podrá actuar hasta que no se resuelva. "Queremos que esté todo el edificio en buenas condiciones, para abrirlo todo. Aún faltan unos cuantos meses de obras". Ya se ha limpiado el entorno y se ha arreglado la noria, el emblema de este monasterio y que le da nombre. En total, según calculó Marqueta, se destinarán unos 400.000 euros a recuperar el complejo.

Para el secretario de la Asociación de Amigos del Monasterio de Rueda, estos trabajos "son motivo de satisfacción", porque "es una buena señal que se comience a actuar". Martínez indicó que no han podido comprobar cómo va la evolución en su interior, pero desde fuera han podido cerciorase de "cómo se han preparado ya los jardines para plantar césped y se han arreglado los accesos"

4 de noviembre de 2017

Ruta Senderista Del Cister

Ruta Monasterio de Rueda
Rafael Fernández Tremps.
Muchas felicidades por el sexto cumpleaños de la Ruta, así como por la esmerada organización de la Asociación de Amigos de Rueda. También quiero hacer extensiva la felicitación a todos los colaboradores: Marta Híjar, de Sástago, Agente de Seguros MGS; Excavaciones Javier Artal, de Escatrón; Áridos Artal S.L. de La Puebla de Híjar y Óptica Bretón, de Zaragoza. Vaya el siguiente escrito en agradecimiento a todos ellos, así como para todos que participaron y disfrutaron de tan atractiva ruta. Gracias.

En septiembre, el día treinta,
atendiendo a la proclama
de los Amigos de Rueda
para hacer la caminata
acudimos al cenobio.
Ruta del Cister se llama
que, en este, cumplió seis años
siguiendo fresca y lozana.

A las puertas del recinto
fue el lugar de la quedada.
Siendo la hora de la cita
las ocho de la mañana.
Algunos tardanos hubo,
en su favor alegaban
que se habían despistado
por la enorme madrugada.

Aun siendo conocedores,
cuando al cenobio llegabas
te invadía la tristeza
al ver sus puertas cerradas.
Una verdadera pena
ver tal joya desgraciada.
Quien espera, desespera
cuando la demora es larga.

Haciendo causa común
nos recibió la mañana:
anduvo el sol perezoso
y el cielo con telarañas,
como queriendo mostrar
dolor y desesperanza,
pues llevan seiscientos días
viéndola sola, olvidada.

A pesar de los pesares
no se pierda la esperanza,
pues nos dieron un aliento:
nos dijeron, en voz baja,
que se hacen reparaciones
ya que dentro se trabaja.
Esperemos que no sea
infinita la tardanza.

Al tiempo de pasar lista,
la camiseta entregaban,
este año de color fucsia.
También, un número daban
para la rifa final
que tenían programada.
Después, hicieron la foto
con la gente uniformada.

Tras dichas formalidades,
se inició la caminata
por su trayecto habitual.
Por ser ruta que no cansa
tuvo pocas variaciones.
Las que hicieron, acertadas.
Y por ella disfrutamos
dos horas y media largas.

Entre ochenta caminantes
la juventud dominaba
que, en aumento año tras año,
a veteranos remplaza.
La razón mujeres/ hombres,
casi, casi equilibrada.
Y un asistente especial,
de Alborge llegó una cabra.

Entre vales y cabezos
discurrió toda la marcha.
El cerro del Mocatero
al fondo se divisaba.
La subida del “Ampriú”,
un gran reto a pedaladas…
Parajes de monte bajo,
la belleza os acompaña.

Las plantaciones de pinos
vimos muy abandonadas
pues, por la escasez de lluvia,
deslucían muchas plantas.
Asnallo, espino, romero,
lentisco, enebro, retama…
Paisajes de monte bajo,
regalos que nos atrapan.

Se fueron formando grupos,
los diálogos comenzaban.
En principio intranscendentes
luego, de cosas variadas
bien del tema de los hijos
o de asuntos de la casa.
Del fútbol del Zaragoza,
que bien juega y que no gana…

De temas de actualidad
no faltó la catalana
y los independentistas
muy mal parados quedaban…
Por marchar tan retrasado,
alguno se lamentaba:
¡Ay! los años no perdonan,
¡Yo que siempre fui medalla!

Tras dos “horicas” y media
la Ruta su fin tocaba,
al cabo de diez minutos
el coche escoba llegaba.
Tomamos de refrigerio
unos hermosos bocatas
de salchichón o chorizo,
según lo que te gustara.

Más tarde, vino el sorteo,
dos gafas de sol rifaban
y veinte litros de aceite
puestos en cuatro garrafas.
A los patrocinadores,
un plato con anagrama
de la Asociación de Amigos
de Rueda les regalaban.

Para terminar les cuento
cosas que se comentaban.
Tomadas a vuelapluma,
de mi cosecha no es nada.
No lo entiendan como crítica,
ni siquiera discrepancia.
Y sí, para querer ver
su sonrisa dibujada.

Para la próxima vez,
el tomate del bocata
podría ser natural
y no ponerlo de lata.
No será moco de pavo
si la hora de la quedada
fuera en hora más prudente
y no tan de madrugada.

¡Ah! Y hablando del aceite,
del que allí se sorteaba,
si trajeran los embases
de dos litros por garrafa,
le tocaría a más gente
y harían más propaganda.
Y no haría falta rifa
si de a cuarto lo envasaran…

Tampoco estaría mal
que una farmacia buscaran
y una crema para el sol
a todos les regalara.
Gran ilusión causaría
si en el mismo pack entrara
una brújula pequeña
que pérdidas evitara.
Mucho empleo le darían,
sobre todo, los que atajan…

Y, como punto final,
quiero decir en voz alta:
mucho merece la pena
hacer esta caminata.
Y la del año que viene
será mucho más sonada:
abrirán el Monasterio,
es nuestra gran esperanza,
y podremos deleitarnos
con una visita guiada
que, de manera erudita,
Bautista, siempre, regala
Rafael Fernández Tremps.
Sástago, septiembre, 2017.


1 de noviembre de 2017

Algunos Refranes de Noviembre

Refranero de Noviembre

Por todos los Santos nieve en los altos; por San Andrés hielo en los pies.
Noche clara y encalmada, fuerte helada o rociada.
Por San Martino, el Invierno viene de camino. Si le dices eh tente, llega para San Clemente; pero aunque venga retrasado por San Andrés ya ha llegado.
Noviembre acabado, Invierno empezado.
Quince días antes de Todosantos y quince días después, la sementera es.
El veranillo de San Martín dura tres días… y fin.
Por San Martino, mata tu cochino, coge la piña al pino y prueba el nuevo vino.
Por San Eugenio, castañas al fuego, lumbre en el hogar y ovejas a guardar.
En llegando San Andrés, todo el día noche es 
Del veinte de Noviembre en adelante, el invierno ya es constante.
En terminando noviembre quien no sembró que no siembre.
Pasado San Martín, sólo siembra el ruín.
Si lo temprano a veces miente; lo tardío lo hace siempre.
Pasando noviembre quien no sembró, que no siembre.
A primeros de noviembre el fuego enciende.
En noviembre el frío vuelve.
No pase noviembre sin que el labrador siembre.
Desde el 20 de noviembre en adelante, el invierno ya es constante.
En noviembre, castañas y nueces.
A últimos de noviembre coge tu oliva siempre.
Noviembre tronado malo para el pastor, peor para el ganado.

Calendario de Noviembre


13 de octubre de 2017

Sástago en la Ofrenda de Flores

Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar 2017


Un año más, como no podía ser de otra manera, Sástago realizo su ofrenda floral a la Virgen del Pilar.
Un grupo importante de personas ataviadas con sus trajes regionales entregaron un hermoso cesto de flores, uniéndose así a los cientos de miles de personas que hicieron posible tejer el magnífico manto de flores que lucía ayer nuestra Pilarica.



Honor y Gloria Sastaguinos y Sastaguinas

Fotos cortesía de Darío Martínez

2 de octubre de 2017

Fiestas del Pilar 2017

Cartel Anunciador
Entra en los enlaces del blog para ver toda la programación de fiestas del Pilar Zaragoza 2017

Ayuntamiento de Zaragoza

Soy de Zaragoza






1 de octubre de 2017

VI Ruta Senderista del Cister

Foto de familia de la VI ruta senderista del Cister, Sástago 2017.


Foto cortesía de Darío Martínez