12 de febrero de 2017

La Mierda En La Calle

Este blog, permite el envío de comentarios sin restricciones, salvo aquellas que sean ofensivas las cuales me encargo de eliminar yo como administrador.

Los Blogs se nutren además de historias, cuentos, fotos, y demás historias, de los comentarios de los lectores, que son al fin y al cabo los que nos motivan para seguir escribiendo y publicando cosas. Si no hay comentarios, el escrito pierde valor rápidamente y se olvida pronto. Si por el contrario el escrito es objeto de polémica bien entendida, el escrito perdura en el tiempo.


Sed críticos, escribir lo que se os ocurra en cada entrada, el blog está hecho para que vosotros participéis, sin insultos y sin mal rollo pero debe funcionar así.

Excrementos de perro en la calle, ¿qué puedo hacer yo para evitarlo?
Mantener la ciudad libre de excrementos de perros exige campañas de concienciación e informar al ayuntamiento cuando ocurra en nuestro barrio
Los excrementos de perro abandonados en la calle son una fuente de enfermedades, sobre todo, para los niños. Los perros que no están desparasitados pueden eliminar a través de las heces parásitos intestinales, que acaben en las manos y en la boca de los más pequeños. Los excrementos de perro también pueden provocar caídas y, cuando se quedan adheridos a los zapatos, se llevan a casa, junto con las bacterias que contienen. En este artículo se explica cómo diferentes iniciativas ayudan a reducir los excrementos en la calle, en especial las campañas de concienciación y las sanciones, y se responde a una pregunta habitual: ¿por qué no se recogen los excrementos?
Cada vez son más las personas que deciden tener perros en la ciudad. Cerca de 3.766.000 hogares en España conviven con un can, según un informe del Estudio General de Medios, de 2011. Pero no todos los dueños de animales están concienciados con la importancia de mantener la vía pública libre de los excrementos de sus perros.
Iniciativas para reducir los excrementos en la calle
Muchos municipios han impulsado campañas para concienciar sobre la importancia de mantener la calle libre de excrementos
Como ciudadanos preocupados por la limpieza de las calles, podemos poner en conocimiento de nuestro ayuntamiento cualquier inquietud relacionada con este aspecto y solicitar iniciativas que eviten los excrementos caninos en las vías públicas. Las campañas de concienciación e información sobre la importancia de recoger los excrementos son frecuentes en los municipios y el hecho de que los ayuntamientos inviertan dinero en llevar a cabo este tipo de iniciativas es fundamental para cambiar la mentalidad.
Es imprescindible que este mensaje llegue también a los niños. Las campañas escolares sobre por qué y cómo recoger los excrementos caninos son fundamentales para crear conciencia. Los padres también pueden solicitar en los centros escolares que se pongan en marcha este tipo de iniciativas.
En esta línea, el Centro de Protección Animal del Ayuntamiento de Madrid imparte charlas a los niños, a quienes se explica la importancia de ser responsables con la recogida de los excrementos de su perro en la calle.
¿Por qué no se recogen los excrementos?
Es un error afirmar que la mayoría de los dueños de perros no recogen los excrementos de sus animales. Así lo cree Arancha Sanz, abogada de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Madrid. "La actitud de los españoles con respecto a la recogida de los excrementos de su perro en la calle ha mejorado de manera considerable en los últimos diez años", afirma. Incluso asegura no haber recibido en el gabinete jurídico de la protectora "ninguna denuncia o queja al respecto".
No obstante, en su opinión, la persona que no cuida a su perro tampoco se preocupa de recoger sus excrementos. A su entender, "el nivel de concienciación sobre la recogida de los excrementos caninos es proporcional al grado de responsabilidad de sus dueños con el cuidado de su can".
Con frecuencia, quienes no cuidan a su perro tampoco se preocupan de recoger sus excrementos
De esta manera, un dueño irresponsable que no lleva a su perro al veterinario cuando está enfermo, no se preocupa por identificarle con microchip o procurarle una alimentación equilibrada, tampoco se ocupará de recoger sus excrementos en la calle. Es una cuestión de educación, concienciación y respeto hacia los animales.
"El carácter español, que es un tanto informal, influye en que seamos un país donde los excrementos de los perros en la calle son un problema. En otros países no son necesarias las campañas de concienciación en este sentido, porque a nadie se le ocurre no retirar los residuos que genera su perro", precisa Arancha Sanz.
Sanciones por no recoger los excrementos
La cuantía de las sanciones de los ayuntamientos españoles por no recoger los excrementos de la calle varía en función de cada ciudad, ya que cada ayuntamiento aprueba las normas u ordenanzas para mantener las vías públicas limpias.
Los ayuntamientos multan a los dueños que no retiran los excrementos de su perro de la vía pública
Algunas urbes, además, son cada vez menos transigentes con los dueños que no recogen los excrementos de sus animales y han aumentado las multas que castigan esta conducta insalubre. En el caso de Madrid, los dueños que no retiren los excrementos de sus perros pueden pagar una multa de hasta 1.500 euros, si bien antes del año 2008 la cuantía era de 90 euros.
Muchos municipios españoles han hecho campañas de concienciación para informar a la población sobre la importancia de mantener la calle libre de excrementos. Les preocupa la imagen de la ciudad. Es el caso del municipio madrileño de Móstoles, que ha utilizado el eslogan "Cuento contigo" para sensibilizar sobre la recogida de excrementos caninos.

Por otro lado, muchos ayuntamientos han aumentado el número de dispensadores de bolsas y guantes (sanecanes) para que los dueños de perros puedan recoger los excrementos de sus animales. La ciudad de Madrid, como otras capitales y pequeños municipios, también cuenta con áreas específicas para que los perros hagan sus necesidades. Dispone de 6.000 sanecanes, según fuentes municipales del Ayuntamiento de la capita.


Denuncia a los propietarios que incumplen sus obligaciones.

5 de febrero de 2017

Más Cierzo

Otro buen día para pasear por Zaragoza.
Barrio de Miralbueno, cerca del anillo verde que atraviesa el barrio Oliver y llega hasta la avenida de Navarra
Barrio La Paz

1 de febrero de 2017

La Mejor Forma de Encontrar Trabajo


Estos son según  el Instituto Nacional de Estadística, los estudios en los cuales hay mas o menos posibilidades de encontrar trabajo.
Otra buena manera de encontrar trabajo es triunfando en la música.

Calendario de Febrero


Algunos Refranes de Febrero

Refranes de Febrero

Árbol que podó en febrero, tendrá fruto duradero
La flor de febrero no llega al frutero
En febrero, la castaña y el besugo no tienen jugo
Cuando llueve en febrero se llena el granero
Mal año espero si en febrero anda en mangas de camisa el jornalero
En febrero, un día al sol y otro al brasero
Febrero, cara de perro
En febrero busca la sombra el perro, pero a últimos, no a primeros
En febrero sale la lagartija del agujero
Abrígate por febrero con dos capas y un sombrero
En febrero loco, ningún día se parece a otro
En febrero, un rato al sol y otro al humero
Lloviendo en febrero, ni buen pasto ni buen frutero
Si más días tuviera febrero, no quedaría ni gato ni perro
Si no llueve en febrero, ni trigo ni centeno
La lluvia de febrero es el mejor estercolero
Agua de febrero mata al usurero
Febrero, el mes más largo cuando no hay dinero
En febrero busca obrero; comerá, pero avío te hará
Cuando la Candelaria llora, el invierno fora
Por San Blas, una hora más
Por San Blas, planta higos y comerás
Por San Blas, la cigüeña verás, y si no la vieres, año de nieves.


En febrero corre el agua por cualquier reguero.
En febrero un día malo y otro bueno.
En febrero no te quites el sombrero.
Agua de febrero llena el granero.
Febrero, febrerín el más corto y el más ruín.
Febrero, siete capas y un sombrero.
Mal año espero, si en febrero anda en mangas de camisa el jornalero.
Si no llueve en febrero, ni buen prado, ni buen centeno.
Ten el invierno por pasado si ves febrero empapado.
Venga febrero lluvioso, aunque salga furioso.
En febrero ya tiene flor el almendro.
Febrerillo, mes loquillo.
Febrero loco y marzo otro poco.
Abrígate en febrero con dos capas y un sombrero.
Febrero el corto, el peor de todos.
En febrero sale el oso de la osera.
Ten el invierno por pasado si ves a febrero empapado.