16 de diciembre de 2017

Pasión Bici Consistorial

Pasión Bici

No quería despedir el año sin publicar este escrito, es una pequeña crítica a los responsables del consistorio zaragozano que a veces en su afán de hacernos la vida fácil, nos la hacen difícil.

Feliz Navidad y Próspero Año 2018, a todo el consistorio Zaragozano, para que mejore en lo posible el 2017.

El Ayuntamiento ha puesto un nuevo semáforo en Zaragoza. Esta vez en su actual afán de hacer que los zaragozanos de cualquier edad tomemos como medio de transporte la bicicleta, ha puesto un semáforo en el puente de la avenida de América en torrero para regular el circuito de bicis (1 cada 15 minutos en hora punta).


Lo malo de este semáforo es que desregula los semáforos del entorno y eso hace que se obstruya la circulación de coches que bajan por Av. América, con los que salen de Ramón de Pignatelli, hasta el punto que la caravana de coches llega al parque grande, también circula por ese lugar la línea 42 de autobuses, lo curioso es que al otro lado del canal hay otro carril bici regulado con semáforo, para ciclistas y peatones, con lo cual ya tenemos dos carriles de doble circulación de bicis a ambos lados del canal y cada uno con su semáforo, toma ya!! .

Puedo entender que el consistorio pretenda imponer la circulación en bicicleta en Zaragoza, lo que no entiendo es que obstruya la circulación de coches hasta el colapso. No lo entiendo salvo que se ponga un guardia en el puente para multar a los desesperados que se saltan el semáforo que solo traga 4 o 5 coches cada vez.

Por otro lado no entiendo que los coches que pagan su correspondiente impuesto de circulación, su seguro de daños a terceros y su ITV. Estén tan penalizados en Zaragoza, en favor de las bicicletas, que no pagan impuesto de circulación, no pagan matriculación, ni tampoco ITV. Además de circular sin seguro de daños a terceros, al menos los que yo conozco.

La mayoría de los ciclistas son personas responsables, pero igual que reconozco eso, también estaremos de acuerdo en que hay ciclistas sin escrúpulos para circular por aceras peatonales con exceso de velocidad, sorteando peatones, e increpándolos si alguno protesta, son minoría pero existen, yo los he visto y he sufrido sus insultos, sin poder hacer nada.

Quien me dice a mí que no puede ocurrir que uno de esos pocos, escasos diría yo, ciclistas sin escrúpulos atropella a un peatón y se da a la fuga, como identificarlo, que numero de matricula tiene esa bicicleta,  a quien se dirige ese peatón para reclamar lo que sea.

Está bien que en Zaragoza se circule en bicicleta, pero esa circulación debe estar regulada, identificada y con una preparación adecuada para ciclistas y peatones, por supuesto que paguen impuestos proporcionalmente y sobre todo matriculación, señores hay que poder identificar a un ciclista que comete una infracción y denunciarlo si fuera necesario, para eso las bicicletas deben llevar matricula visible, sobre todo de noche.

Son numerosas la calles que se han quedado solo con un carril de circulación, quizás el tramo más llamativo sea el de paseo Sagasta, con el atasco monumental que se monta en hora punta. Hay muchos tramos más como el tramo de puente Virrey, que desemboca en Tenor Fleta, pero creo que el semáforo que han puesto en el puente de la Av. América en Torrero para regular el tráfico de bicicletas (1 cada 15 minutos en horas punta) va camino de acabar con la paciencia de alguno.

En estos momentos no me siento capaz de valorar positivamente este movimiento hacia la movilización en bicicleta en Zaragoza, quizás los apasionados del vehículo de dos ruedas lo valoren y lo aprecien más que yo.

 Entiendo que una ciudad sin coches es más sana que una con coches y posiblemente nos hayamos pasado de ir con el coche a todos los sitios, pero pasar de forma tan rápida de una cosa a otra no lo veo, a lo mejor un par de generaciones más adelante valoraran este cambio mejor y se acordaran de los que hicieron posible el cambio.

Entiendo que no todos los jóvenes puedan disponer de un coche, sin embargo si podrán disponer de una bicicleta y si Zaragoza está preparada para circular por ella en dos ruedas con seguridad, pues ese será el futuro que nos espera, sueldos más bajos todavía, pero buena red de carriles bici.

Los robots se encargaran del resto.

Tertulias de la Manqueta

14 de diciembre de 2017

Países Que Más Visitan Tertulias de la Manqueta


Páginas vistas por países

Gráfico de los países más populares entre los lectores del blog
EntradaPáginas vistas
España
116481
México
21774
Colombia
20814
Estados Unidos
13965
Argentina
13438
Rusia
11627
Venezuela
10520
Perú
9797
Alemania
7941
Chile
6650

Feliz Navidad y Próspero Año 2018 para todos ellos

Feliz Navidad y Próspero Año 2018




Feliz Navidad y Próspero Año nuevo.

A todos los lectores de: Tertulias de la Manqueta

5 de diciembre de 2017

Viaje a Valencia

Viaje a Valencia

Otro buen viaje de las Asociaciones de la Tercera Edad de Sástago y Escatrón, esta vez a Valencia, visitando Gandía, Alcoy, Onteniente y  Valencia.

Un autobús lleno con la buena gente de siempre, no hace falta citar nombres porque nos conocemos todos y seguro que me dejo alguno.


Un viaje viendo cosas que yo al menos no había visto nunca, visitando ciudades y pueblos que no había visitado y conociendo gentes que no conocía y que ahora seguramente si nos volvemos a ver, recordaremos cosas juntos.


El hotel en Gandía, estuvo bien, la comida buena, el pero, las  8 horas de viaje para los que salimos desde Zaragoza, se hicieron largas, creo que se deberían buscar otras alternativas para acortar los viajes por carretera. Lo digo como crítica constructiva.


En mi opinión, vale más una visita a un punto turístico, tiempo libre y comida sobre la marcha, que ver un sitio y volver con prisas para comer en el hotel. Te pasas las horas en el autobús. El viaje de vuelta también resulto largo. Disgustillos que se solucionaron muy bien con la paciencia y colaboración de todos.


Cuatro días para ver muchas cosas, lógicamente con las prisas que conlleva ver mucho en poco tiempo. Pero en definitiva un buen viaje con sorpresas en las visitas. Me gusto mucho la panorámica con el autobús en Valencia, hacía años que no estaba en la ciudad y la encontré cambiada.


Lo que nos dio tiempo de ver en el recorrido a pie por el casco viejo de Valencia, muy bonito. La ciudad, cada vez que voy tiene mejor aspecto, se ve que los políticos invierten dinero en Valencia. Ojala pudiéramos decir lo mismo en Aragón. La media hora libre por el casco antiguo viendo el mercado central muy bien.


No había estado nunca en Alcoy, Tampoco en Onteniente, en Gandía había estado de paso, las visitas a esos lugares acertadas, solo con un poco más de tiempo para recorrer un poco sus calles hubiese sido el colofón perfecto.


La visita al Palacio de los Borja del último día sorpresiva, la anécdota del apagón de luz, divertida. Con un poco de tiempo para un paseo por sus calles perfecto.


Felicitaciones a las juntas rectoras de ambas asociaciones por el trabajo realizado. Como siempre, trabajando para que los que vamos en los viajes que organizan lo pasemos lo mejor posible con el menor esfuerzo. Sabiendo solventar, esos pequeños detalles que siempre ocurren en este tipo de viajes.


Todavía recuperándonos de este viaje, ya estamos esperando el siguiente, seguro que con buen hotel, buena comida y la mejor compañía, que se puede pedir en un viaje. Solo desear que el próximo venga pronto y si se puede, mejore en lo posible el que hemos realizado a Valencia.



Honor y gloria Sástaguinos y Escatroneros, también a los de Caspe y Zaragoza.

4 de diciembre de 2017

Atardecer en Zaragoza

Os dejo ver unas fotos que me manda mi amigo Julio de un atardecer en Zaragoza, disfrutarlas.




Fotos cortesía de Julio Palacino.

3 de diciembre de 2017

Algunos Refranes de Diciembre

Refranes de Diciembre

En diciembre la tierra duerme
En las frías noches de diciembre, si ves lucir la luna blanca, echa en la cama manta.
En diciembre se hielan las cañas y se asan las castañas.
Diciembre tiritando, buen enero y mejor año.
Sol en diciembre y nieve en mayo, nunca buen año.
En diciembre no hay valiente que no tiemble.
En diciembre, leña y duerme.
Cuando en diciembre mucho llueve, buen año viene.
Cuando en diciembre veas nevar, ensancha el granero y el pajar.
En diciembre, el pastor y el labriego descuidan las ovejas y atizan el fuego.
 
En diciembre, hecha leña y duerme.
En diciembre, diente con diente.
Diciembre mojado y el año acabado.
En diciembre, el que quiera comer pan, que siembre.
En diciembre, hielos y nieves, cosas de matanza y vasos de aguardiente.
El mes de la Pascua, pásalo junto a las ascuas.
En diciembre no hay valiente que no tiemble.
Niebla en diciembre, lluvia o solano viene.
En diciembre se hielan las cañas y se asan las castañas.
Cuando en diciembre veas nevar, ensancha el granero y el pajar.
Si en diciembre mucho llueve, buen año el que viene.
En diciembre sale el sol con tardura y poco dura.
Días de diciembre, días de amargura, que cuando amanece ya es noche oscura.
Amanecer y anochecer, en diciembre son casi a la vez.
Cuando diciembre se va tiritando, año bueno viene anunciando.
Por Santa Lucía, mengua la noche y crece el día.
Si llueve en la Purísima Concepción, llueve en Carnaval, Semana Santa y Resurrección.
En lloviendo el día de Santa Bibiana, llueve cuarenta días y una semana.
Ni en agosto caminar, ni en diciembre navegar.
La perdiz por Navidad es buena.
Navidad en viernes, siembra donde pudieres.

Calendario de Diciembre


24 de noviembre de 2017

Román Sanz

Román Sanz, toda una vida en el filo
Actualmente es el último artesano sastaguino del cuchillo y la navaja que sigue en activo, y se ha erigido por tanto en mantenedor de la tradición secular del gremio en esta localidad.


 
Román Sanz trabaja en ZaragozaDía a día se hace 130 kilómetros (ida y vuelta) para mantener el privilegio de vivir en Sástago, su pueblo, en donde dedica todo el tiempo que le permite la cotidianidad laboral a la pasión que le acompaña desde la infancia: manufacturar cuchillos y navajas. Toda una tradición sastaguina, de la que actualmente es el último representante en ejercicio.

Román lleva más de medio siglo caminando con éxito por el filo de la navaja. Además, ha transmitido el gusanillo a sus hijos. "No todo lo que yo querría –ríe– pero sí, les gusta y ya trastean un poco. Yo lo hago por vocación, me lo tomo muy en serio, porque en este oficio nunca se deja de aprender, como pasa con toda la artesanía. Por suerte, voy teniendo una buena colección gracias a lo que hago en mi taller y a los intercambios con otros coleccionistas".

"Aquí –aclara Román, en referencia a Sástago– se aprecia más el cuchillo, por tradición, pero últimamente hay una afición renovada por la navaja, por ser más práctica en el uso diario a la hora de almorzar. La diferencia básica es que el cuchillo es una pieza fija, mango y hoja, mientras que la navaja se pliega. Hay muchos tipos prohibidos para uso habitual, como las navajas automáticas, las de más de once centímetros o los cuchillos mariposa, así que lo que tengo de más tamaño es solamente como ornato o para mostrar en ferias y reuniones de coleccionismo".

Román empezó a tontear con la actividad a los nueve años; pasaba horas viendo a su abuelo chafar hierros en la fragua, y en cuanto pudo darle bien al martillo, ya no hubo quien le parara. Idea, fabrica, restaura, aprende... todo un ciclo de felicidad vital.
A mano y con mimo
A la hora de trabajar, Román es exigente en cuanto a materiales, y el proceso que sigue es totalmente artesanal: martillo, soplete sobre ladrillo, esmerilado, filigrana… no hay nada fabril en su proceder. "Uso aceros altos en carbono, que se templan entre 780 y 850 grados, e inoxidables de cromo, que templan a 1.050. Si te pasas de temperatura o tiempo, lo estropeas y pierde dureza. Las hojas las hago por vaciado, aunque alguna vez sí uso forja. Para los mangos empleo marfil de dientes de hipopótamo y mamut, que aparece en ferias y empresas especializadas; una buena madera como el ébano, la encina o el almendro de secano; el nácar... no me gusta tanto el cuerno de toro o búfalo porque termina deteriorándose con el tiempo. Para los adornos hay muchas opciones: la concha tahití, por ejemplo, sale de la perla negra, es material escaso y caro".

En la colección de Román hay modelos curiosos. El más llamativo a ojos profanos es, quizá, la navaja de bandolero. "Las navajas de anilla no se devuelven a la hora de pinchar, son de pelea, por eso se llaman de bandolero. En esta zona no he restaurado ninguna de este tipo, pero por Albacete aparecen más. En Sástago hay de pistón, que también son complejas de cerrar. He restaurado algunas de Valero Jun, artesano de Zaragoza de mitad del siglo XIX, que hacía trabajos magistrales. Mucha gente decía que era un intermediario y que sus navajas eran de origen francés, pero no estoy de acuerdo; las navajas francesas de la época no tenían la calidad que conseguía Jun con mejores hojas, muelles más recios y acero de calidad".

Román aprendió del recientemente fallecido Dionisio Liso, cuya tradición familiar en el gremio se remonta a 1630. Dionisio tenía una gran ilusión cuando le sobrevino la muerte: un museo de cuchillos y navajas, con todo el material acumulado por varias generaciones de los Liso. "Hubiera sido una gran cosa para el pueblo, pero por desgracia solo pudo empezar a plantearlo. No sé en qué está ahora la idea ni si será posible retomarla".

El actual defensor de la tradición cuchillera sastaguina se ha movido mucho por ferias, sobre todo en Madrid y Albacete, la cuna del gremio. "Aunque el tema industrial da muy buenas calidades hoy en día, valoro más a los artesanos. En su día conocí al famoso Antonio Montejano, que me ha grabado alguna hoja; yo aprecio mucho sus trabajos, y él los míos. En esas ferias intercambias conocimientos, formas de hacer las cosas, hay gente veterana que sabe más que los ratones ‘coloraos’. Es un lujo oírles, compartir ideas y tratar de superarte luego en casa".
Huella en el olimpo navajero
Román ha llegado a lo más alto en el gremio, lo que vendría a ser el salón de la fama NBA de la cuchillería. "Es un orgullo tener dos piezas en el Museo de la Cuchillería de Albacete, un cuchillo y una navaja. Allí hay también un abrecartas de Dionisio y otro cuchillo de los Liso, además de alguna cosa de Valero Jun y un cuchillo de Fortón del siglo XIX".

Román atiende encargos de conocidos: hace cada pieza a medida, pero siempre deja su sello de originalidad; la gente se fía del buen gusto que exhibe el artesano, porque pelar una manzana o partir una longaniza con una Sanz en la mano es cosa fina...
Heraldo de Aragón

13 de noviembre de 2017

Rueda Empieza a Salir del Olvido

Rueda empieza a salir del olvido
La DGA está ejecutando trabajos de reparación y limpieza para poner a punto este complejo cisterciense «lo antes posible» y retomar así las visitas turísticas.

E. Pérez Beriain Heraldo de Aragón


El monasterio de Rueda, ubicado en Sástago, lleva dos años cerrado a las visitas. Las personas que se acercan hasta el complejo cisterciense no pueden recorrer este bien patrimonial, declarado Monumento Nacional, que reabrió al público sus edificios en 2003 y una hospedería, tras 150 años de abandono. En su rehabilitación el Gobierno de Aragón invirtió más de 20 millones de euros. Los problemas con la adjudicataria, la UTE Manzana Hospederías, obligaron a la clausura de estas instalaciones. La solución para volver a recuperar esta joya arquitectónica, sin embargo, parece estar un poco más cerca. La DGA, que demandó a la empresa que se encargaba de la gestión por un "incumplimiento gravísimo del contrato", está rehabilitando y mejorando el inmueble, con la intención de recuperar "cuanto antes" su uso turístico. La idea es ampliar las visitas e incluir lugares que no formaban parte del recorrido.

En las distintas dependencias de este histórico monasterio se están ejecutando actuaciones encaminadas a recuperar el espacio "que quedó dañado y deteriorado tras la gestión de la empresa adjudicataria", indicaron desde la Dirección General de Turismo. El plan es poner en marcha, lo antes posible, la parte monumental, de la que a partir de ahora se hará cargo el Ejecutivo autonómico.

El director gerente de la Sociedad de Promoción y Gestión del Turismo Aragonés, Jorge Marqueta, explicó que varias empresas están acondicionando el complejo para su puesta a punto: "Cuando accedimos al edificio vimos el estado en el que se encontraba, estamos haciendo el mantenimiento que no tuvo". La Asociación de Amigos del Real Monasterio de Rueda denunció hace dos años la situación. Pascual Martínez, secretario de este colectivo, recordó las deficiencias que presentaba entonces el conjunto patrimonial, con maleza y suciedad en su entorno, la noria estropeada o jardines completamente descuidados. La compañía eléctrica cortó la luz por impago e incluso se habían registrado robos. "Afortunadamente –apuntó Marqueta– no tenemos que lamentar afecciones al patrimonio, pero estaba todo descuidado. No tenía agua corriente, ni luz… Era un edificio abandonado a su suerte".

Los trabajos que se están ejecutando, reconoció, "son caros y complicados". Solo se está actuando en la parte monumental, que ocupa la mayor parte del complejo; el tema de la hospedería está inmerso en un proceso judicial, y sobre él no se podrá actuar hasta que no se resuelva. "Queremos que esté todo el edificio en buenas condiciones, para abrirlo todo. Aún faltan unos cuantos meses de obras". Ya se ha limpiado el entorno y se ha arreglado la noria, el emblema de este monasterio y que le da nombre. En total, según calculó Marqueta, se destinarán unos 400.000 euros a recuperar el complejo.

Para el secretario de la Asociación de Amigos del Monasterio de Rueda, estos trabajos "son motivo de satisfacción", porque "es una buena señal que se comience a actuar". Martínez indicó que no han podido comprobar cómo va la evolución en su interior, pero desde fuera han podido cerciorase de "cómo se han preparado ya los jardines para plantar césped y se han arreglado los accesos"

4 de noviembre de 2017

Ruta Senderista Del Cister

Ruta Monasterio de Rueda
Rafael Fernández Tremps.
Muchas felicidades por el sexto cumpleaños de la Ruta, así como por la esmerada organización de la Asociación de Amigos de Rueda. También quiero hacer extensiva la felicitación a todos los colaboradores: Marta Híjar, de Sástago, Agente de Seguros MGS; Excavaciones Javier Artal, de Escatrón; Áridos Artal S.L. de La Puebla de Híjar y Óptica Bretón, de Zaragoza. Vaya el siguiente escrito en agradecimiento a todos ellos, así como para todos que participaron y disfrutaron de tan atractiva ruta. Gracias.

En septiembre, el día treinta,
atendiendo a la proclama
de los Amigos de Rueda
para hacer la caminata
acudimos al cenobio.
Ruta del Cister se llama
que, en este, cumplió seis años
siguiendo fresca y lozana.

A las puertas del recinto
fue el lugar de la quedada.
Siendo la hora de la cita
las ocho de la mañana.
Algunos tardanos hubo,
en su favor alegaban
que se habían despistado
por la enorme madrugada.

Aun siendo conocedores,
cuando al cenobio llegabas
te invadía la tristeza
al ver sus puertas cerradas.
Una verdadera pena
ver tal joya desgraciada.
Quien espera, desespera
cuando la demora es larga.

Haciendo causa común
nos recibió la mañana:
anduvo el sol perezoso
y el cielo con telarañas,
como queriendo mostrar
dolor y desesperanza,
pues llevan seiscientos días
viéndola sola, olvidada.

A pesar de los pesares
no se pierda la esperanza,
pues nos dieron un aliento:
nos dijeron, en voz baja,
que se hacen reparaciones
ya que dentro se trabaja.
Esperemos que no sea
infinita la tardanza.

Al tiempo de pasar lista,
la camiseta entregaban,
este año de color fucsia.
También, un número daban
para la rifa final
que tenían programada.
Después, hicieron la foto
con la gente uniformada.

Tras dichas formalidades,
se inició la caminata
por su trayecto habitual.
Por ser ruta que no cansa
tuvo pocas variaciones.
Las que hicieron, acertadas.
Y por ella disfrutamos
dos horas y media largas.

Entre ochenta caminantes
la juventud dominaba
que, en aumento año tras año,
a veteranos remplaza.
La razón mujeres/ hombres,
casi, casi equilibrada.
Y un asistente especial,
de Alborge llegó una cabra.

Entre vales y cabezos
discurrió toda la marcha.
El cerro del Mocatero
al fondo se divisaba.
La subida del “Ampriú”,
un gran reto a pedaladas…
Parajes de monte bajo,
la belleza os acompaña.

Las plantaciones de pinos
vimos muy abandonadas
pues, por la escasez de lluvia,
deslucían muchas plantas.
Asnallo, espino, romero,
lentisco, enebro, retama…
Paisajes de monte bajo,
regalos que nos atrapan.

Se fueron formando grupos,
los diálogos comenzaban.
En principio intranscendentes
luego, de cosas variadas
bien del tema de los hijos
o de asuntos de la casa.
Del fútbol del Zaragoza,
que bien juega y que no gana…

De temas de actualidad
no faltó la catalana
y los independentistas
muy mal parados quedaban…
Por marchar tan retrasado,
alguno se lamentaba:
¡Ay! los años no perdonan,
¡Yo que siempre fui medalla!

Tras dos “horicas” y media
la Ruta su fin tocaba,
al cabo de diez minutos
el coche escoba llegaba.
Tomamos de refrigerio
unos hermosos bocatas
de salchichón o chorizo,
según lo que te gustara.

Más tarde, vino el sorteo,
dos gafas de sol rifaban
y veinte litros de aceite
puestos en cuatro garrafas.
A los patrocinadores,
un plato con anagrama
de la Asociación de Amigos
de Rueda les regalaban.

Para terminar les cuento
cosas que se comentaban.
Tomadas a vuelapluma,
de mi cosecha no es nada.
No lo entiendan como crítica,
ni siquiera discrepancia.
Y sí, para querer ver
su sonrisa dibujada.

Para la próxima vez,
el tomate del bocata
podría ser natural
y no ponerlo de lata.
No será moco de pavo
si la hora de la quedada
fuera en hora más prudente
y no tan de madrugada.

¡Ah! Y hablando del aceite,
del que allí se sorteaba,
si trajeran los embases
de dos litros por garrafa,
le tocaría a más gente
y harían más propaganda.
Y no haría falta rifa
si de a cuarto lo envasaran…

Tampoco estaría mal
que una farmacia buscaran
y una crema para el sol
a todos les regalara.
Gran ilusión causaría
si en el mismo pack entrara
una brújula pequeña
que pérdidas evitara.
Mucho empleo le darían,
sobre todo, los que atajan…

Y, como punto final,
quiero decir en voz alta:
mucho merece la pena
hacer esta caminata.
Y la del año que viene
será mucho más sonada:
abrirán el Monasterio,
es nuestra gran esperanza,
y podremos deleitarnos
con una visita guiada
que, de manera erudita,
Bautista, siempre, regala
Rafael Fernández Tremps.
Sástago, septiembre, 2017.


1 de noviembre de 2017

Algunos Refranes de Noviembre

Refranero de Noviembre

Por todos los Santos nieve en los altos; por San Andrés hielo en los pies.
Noche clara y encalmada, fuerte helada o rociada.
Por San Martino, el Invierno viene de camino. Si le dices eh tente, llega para San Clemente; pero aunque venga retrasado por San Andrés ya ha llegado.
Noviembre acabado, Invierno empezado.
Quince días antes de Todosantos y quince días después, la sementera es.
El veranillo de San Martín dura tres días… y fin.
Por San Martino, mata tu cochino, coge la piña al pino y prueba el nuevo vino.
Por San Eugenio, castañas al fuego, lumbre en el hogar y ovejas a guardar.
En llegando San Andrés, todo el día noche es 
Del veinte de Noviembre en adelante, el invierno ya es constante.
En terminando noviembre quien no sembró que no siembre.
Pasado San Martín, sólo siembra el ruín.
Si lo temprano a veces miente; lo tardío lo hace siempre.
Pasando noviembre quien no sembró, que no siembre.
A primeros de noviembre el fuego enciende.
En noviembre el frío vuelve.
No pase noviembre sin que el labrador siembre.
Desde el 20 de noviembre en adelante, el invierno ya es constante.
En noviembre, castañas y nueces.
A últimos de noviembre coge tu oliva siempre.
Noviembre tronado malo para el pastor, peor para el ganado.