22 de noviembre de 2013

Que Viene el Tiburón

Cuidado!! Con esos bichos insaciables de largos y afilados colmillos, capaces de desgarrar las carnes más duras y tragárselas como si fuera mantequilla.


Cuidado!! Con esos depredadores capaces de asolar todo lo que encuentran a su paso, con el único fin de alimentarse ellos solos.


TIBURONES, S. A.

20 de noviembre de 2013

Caos y Desolación

El día que acabó la crisis
Cuando termine la recesión habremos perdido 30 años en derechos y salarios

CONCHA CABALLERO
Un buen día del año 2014 nos despertaremos y nos anunciarán que la crisis ha terminado. Correrán ríos de tinta escritos con nuestros dolores, celebrarán el fin de la pesadilla, nos harán creer que ha pasado el peligro aunque nos advertirán de que todavía hay síntomas de debilidad y que hay que ser muy prudentes para evitar recaídas. Conseguirán que respiremos aliviados, que celebremos el acontecimiento, que depongamos la actitud crítica contra los poderes y nos prometerán que, poco a poco, volverá la tranquilidad a nuestras vidas.

Un buen día del año 2014, la crisis habrá terminado oficialmente y se nos quedará cara de bobos agradecidos, nos reprocharán nuestra desconfianza, darán por buenas las políticas de ajuste y volverán a dar cuerda al carrusel de la economía. Por supuesto, la crisis ecológica, la crisis del reparto desigual, la crisis de la imposibilidad de crecimiento infinito permanecerá intacta pero esa amenaza nunca ha sido publicada ni difundida y los que de verdad dominan el mundo habrán puesto punto final a esta crisis estafa —mitad realidad, mitad ficción—, cuyo origen es difícil de descifrar pero cuyos objetivos han sido claros y contundentes: hacernos retroceder 30 años en derechos y en salarios.

Un buen día del año 2014, cuando los salarios se hayan abaratado hasta límites tercermundistas; cuando el trabajo sea tan barato que deje de ser el factor determinante del producto; cuando hayan arrodillado a todas las profesiones para que sus saberes quepan en una nómina escuálida; cuando hayan amaestrado a la juventud en el arte de trabajar casi gratis;cuando dispongan de una reserva de millones de personas paradas dispuestas a ser polivalentes, desplazables y amoldables con tal de huir del infierno de la desesperación,ENTONCES LA CRISIS HABRÁ TERMINADO.

Un buen día del año 2014, cuando los alumnos se hacinen en las aulas y se haya conseguido expulsar del sistema educativo a un 30% de los estudiantes sin dejar rastro visible de la hazaña;cuando la salud se compre y no se ofrezca; cuando nuestro estado de salud se parezca al de nuestra cuenta bancaria; cuando nos cobren por cada servicio, por cada derecho, por cada prestación; cuando las pensiones sean tardías y rácanas, cuando nos convenzan de que necesitamos seguros privados para garantizar nuestras vidas, ENTONCES SE HABRÁ ACABADO LA CRISIS.

Un buen día del año 2014, cuando hayan conseguido una nivelación a la baja de toda la estructura social y todos —excepto la cúpula puesta cuidadosamente a salvo en cada sector—, pisemos los charcos de la escasez o sintamos el aliento del miedo en nuestra espalda; cuando nos hayamos cansado de confrontarnos unos con otros y se hayan roto todos los puentes de la solidaridad, ENTONCES NOS ANUNCIARÁN QUE LA CRISIS HA TERMINADO.

Nunca en tan poco tiempo se habrá conseguido tanto. Tan solo cinco años le han bastado para reducir a cenizas derechos que tardaron siglos en conquistarse y extenderse. Una devastación tan brutal del paisaje social solo se había conseguido en Europa a través de la guerra. Aunque, bien pensado, también en este caso ha sido el enemigo el que ha dictado las normas, la duración de los combates, la estrategia a seguir y las condiciones del armisticio.

Por eso, no solo me preocupa cuándo saldremos de la crisis, sino cómo saldremos de ella. Su gran triunfo será no sólo hacernos más pobres y desiguales, sino también más cobardes y resignados ya que sin estos últimos ingredientes el terreno que tan fácilmente han ganado entraría nuevamente en disputa.

De momento han dado marcha atrás al reloj de la historia y le han ganado 30 años a sus intereses. Ahora quedan los últimos retoques al nuevo marco social: un poco más de privatizaciones por aquí, un poco menos de gasto público por allá y voilà: su obra estará concluida. Cuando el calendario marque cualquier día del año 2014, pero nuestras vidas hayan retrocedido hasta finales de los años setenta, decretarán el fin de la crisis y escucharemos por la radio las últimas condiciones de nuestra rendición.


5 de noviembre de 2013

Caminata Por Los Entornos de Rueda


Caminata por los entornos de Rueda
Rafael Fernández Tremps

Con gran satisfacción participé en la caminata del Cister que, con gran éxito, se celebró el pasado mes de septiembre.
Sirvan estas estrofas de felicitación y agradecimiento a los miembros de la Junta Directiva de la Asociación de Amigos de Rueda que la organizaron, a Marta Híjar, Agente de Seguros MGS, Áridos Artal, Excavaciones Javier Artal SL y Contratas Híjar SL quienes, con su espléndida y desinteresada colaboración y patrocinio, han hecho posible la celebración de dicho evento, a todos los voluntarios que velaron por el buen desarrollo de la prueba, también a los Ayuntamientos de Escatrón y Sástago, por su contribución y a los más de setenta participantes , por su asistencia, buena disposición y entrega, haciendo que la ruta fuera tan exitosa.

Septiembre de dos mil trece:
en Rueda se celebró
una ruta senderista
en su segunda edición.
Y que la Junta de Amigos
del cenobio organizó
con esmero y, con acierto,
del Cister la bautizó.

En su original trazado,
aquel que el año anterior
por la lluvia en temporal
muy cercenado quedó.
Este año peligraba,
de madrugada tronó,
e iniciose el recorrido
con reprimido temor.

Mas, el tiempo amenazante,
a buen aliado cambió:
se agradecieron las nubes,
pues la lluvia no cayó,
el calor nos mitigaron.
Y aun con todo, se sudó.
Y, sumándose a la fiesta,
al final, tuvimos sol.

Comenzaba el recorrido
atacando una ladera
coronada por su ermita,
que sus miserias nos muestra.
Marchamos por monte bajo,
pinos y enebros nos celan,
actualmente repoblado.
Al fondo, una paridera.
Dejando atrás la majada
torna el camino en sendero.
Entre sisallos y espartos,
con grácil garabateo,
esquivando va barrancos,
tierras de labor y cerros
que muestran enormes rocas
desnudas mirando al cielo.
El esqueleto de un más
cuenta su hastío en silencio.

Por asfalto, entre cipreses,
nos llegamos a la ermita
de Montler. Amenazantes,
de los riscos desprendidas,
pueblan la abrupta ladera
enormes rocas calizas,
que en caprichosas figuras
transforma la fantasía.

En su muela, el santuario
con gran paz nos recibió.
Asomándose hacia el Ebro,
excelente mirador
que muy rápido pasamos.
Así, el paraje se obvió.
Una pena: los paisajes
casi nadie contempló.

Rápida baja la senda
a encontrarse con el río
y amarradicos prosiguen
vigilados por los riscos.
Es la ruta jacobea
que antaño holló el peregrino.
Nos acompañan aromas
de romeros y tomillos.

Los tres quintos del trayecto
llevamos ya recorridos
y marchamos de regreso,
monte arriba, desde río
a llegar al mirador
en lo alto de los riscos.
Solo de mirar asusta,
decían los afligidos.

Tan magnífico balcón
pasó desapercibido:
muchas prisas, el cansancio…
De allí, a otear invito
para contemplar mi pueblo,
no lo den por conocido,
échenle imaginación.
Lo vi ayer como un castillo...

…hoy tal que un grandioso pez.
Será que así lo imagino:
los tejados sus escamas
Su ojo, la mancha de pinos.
Su gran aleta dorsal,
en lo alto del caserío.
Pectorales y caudal,
remojándose en el río.

Se inició el último tramo
con los tres cuartos cumplidos
por una pista empedrada
que hizo el andar más cansino.
Al rato, el bucle cerrábamos,
el resto era repetido.
Pronto avistamos la torre,
hubo un cierto regocijo…

En un continuo goteo
fue llegándose al destino.
Se cambiaron impresiones
con conocidos y amigos,
cogimos la camiseta
comimos el bocadillo…
tras la foto de recuerdo
le dimos el finiquito.

Kilómetros, dieciséis;
un acierto su trazada,
pueda ser que algo exigente
mas, sin premura, no cansa;
extraordinario el paraje
con vistas que mucho agradan,
gran contraste de colores;
tres recesos con vituallas,
camiseta de recuerdo…
¡Hasta la próxima andada!

Rafael Fernández Tremps.
Octubre 2