19 de febrero de 2013

Residencia de Sástago


  RESIDENCIA  LUÍS CARLOS PIQUER  JIMENEZ  DE SÁSTAGO 

Antonio Enfedaque Sariñena   y   Luís Galindo.  Junta Rectora

ENTREVISTA CON SU DIRECTORA EN EL QUINTO  ANIVERSARIO DE SU PUESTA EN MARCHA.

Esta ubicada en la zona más alta de nuestra Villa, en el solar del antiguo Palacio de los Condes de Sástago, ocupando una extensión de 2.420 metros cuadrados,  donados por la Casa Condal de Sástago para instalaciones de interés social el día 6 de Febrero de 1980 en Sástago.

Es sin duda la obra social  más grande que en Sástago se ha edificado y como todas las grandes obras, por motivos diversos, se dilató su terminación a lo largo de los años  ya que el desescombro de los terrenos se inició en 1978 y se inauguró en 2007.

En primer lugar diremos que no queremos pasar este comentario sin un recuerdo para todos los sastaguinos/as/, son muchos, que con su ilusión, trabajo, esfuerzo y constancia que a lo largo de tantos años no se desanimaron he hicieron posible  esta gran obra, que en las actuales circunstancias hoy seria imposible realizar, solucionaron el enorme número de problemas y dificultases que durante este extenso periodo de treinta años fueron surgiendo. No fue una tarea fácil, por tal motivo debemos de felicitarnos por este paso que se dio hacia delante y que nadie nos gane a valorar esta gran instalación dándole el rigor y la importancia que merece.

Con un diseño atrevido y futurista su arquitecto combinó acertadamente el  vidrio con el hormigón creando extensos espacios con una gran luminosidad, su comedor tiene una vista espectacular al río Ebro. El proyecto y maqueta se debió de presentar a concursos nacionales e internacionales, en su tiempo hubiese sido merecedora de primeros premios o distinciones honoríficas. Tiene unos acabados y materiales de primera calidad  y entre sus instalaciones cuenta con amplios salones de estar y televisión, sala de rehabilitación con los mas modernos aparatos, gimnasio, enfermería, dos amplias terrazas que cuentan con unas preciosas vistas al cauce del río Ebro y los pueblos colindantes, estancias para impartir clases, salón de actos con un amplio escenario con 200 cómodas butacas, todo ello lo podemos apreciar en las imágenes que acompañan esta entrevista.

 Después de este largo rodaje a los casi cinco años de su apertura, creemos que ya tocaba esta Residencia Privada LUÍS CARLOS PIQUER JIMENEZ, acercarla e incorporarla informativamente a nuestro paisaje natural, entrando a formar parte de ese conjunto de servicios básicos, que no solo sirven las necesidades del pueblo, sino también a este entorno Comarcal y Provincial, aliviando la carencia de plazas que hoy pide la Sociedad,  para una atención mas directa de nuestros mayores, disfrutando de la cercanía y contacto diario los residentes de sus familiares del pueblo.

A primeros de Mayo de 2.008 por fin la Fundación Rey Ardid con una dilatada experiencia en estas complicadas tareas, y aquel Ayuntamiento de Sástago en funciones decidían dar este gran paso de su apertura, y se empezaban a recibir los primeros residentes escalonadamente hasta su capacidad total. Se han dado informaciones documentadas de los movimientos y esfuerzos que ha costado llegar a este definitivo paso, y a todos y a cada uno de los que han intervenido en llevar esta obra a buen puerto, agradecemos desde aquí su valiosa aportación. La última información se dio en nuestro Boletín Anual nº 25 del año 2.011 por Francisco Enfedaque, que fue uno de los muchos artífices que han trabajado para convertir en realidad aquel entusiasmado proyecto “vanguardista” que se gestó treinta años atrás.

Hoy superados tantos obstáculos, nos acercamos a la realidad que hoy vive la Residencia, y conversamos con su Directora Pilar Ferrúz, que amablemente nos concede esta entrevista, para acercar su día a día, y conocer de primera mano el servicio y funcionamiento de esta Institución. Y sin más dilación, pasamos ya a formularle  unas preguntas casi obligadas para la divulgación de este gran servicio callado que aquí se lleva a cabo.

La Asociación de la Tercera Edad de Sástago me ha pedido que conteste a una serie de preguntas relacionadas con la Residencia de Mayores “Luis Carlos Piquer” de Sástago. Agradeciendo de antemano su petición me gustaría decir la gran labor que realizan desde esta Asociación para que los mayores de nuestra localidad se sientan activos a través de sus numerosos viajes, charlas, semana cultural, cursos, exposiciones y otras actividades que preparan de forma desinteresada y con mucha ilusión.

Como una breve presentación me gustaría hablar de la Fundación Ramón Rey Ardid que es la encargada de gestionar esta Residencia. El Grupo Rey Ardid, entre otras cosas, se encarga del funcionamiento de entidades dirigidas a la atención de personas mayores. La gran labor que lleva esta Fundación realizando durante 20 años se refleja en todo el trabajo que se realiza en todos los centros y entidades gestionadas día a día, aprendiendo de los errores que podemos cometer y luchando en esforzarnos para cumplir nuestro objetivo que es la máxima y mejor atención a nuestros mayores.

¿NOS PUEDES DECIR EL NÚMERO DE PLAZAS QUE TIENE LA RESIDENCIA?

Esta Residencia cuenta con un total de 58 plazas de las cuales 48 son concertadas y el resto privadas. No obstante a fecha actual solamente tenemos 17 plazas concertadas ocupadas ya que el Gobierno de Aragón no nos concede ninguna plaza por lo que la Residencia se va llenando con plazas privadas.

¿NOS PUEDES EXPLICAR QUE ES UNA PLAZA CONCERTADA Y COMO SE PUEDE ACCEDER A ELLA?

El Gobierno de Aragón dispone de una limitada red de Residencias Públicas en  la comunidad, repartidas entre las capitales y algunas poblaciones, pero con el fin de poder cubrir todo el territorio aragonés, concierta plazas con algunas residencias privadas o municipales y así, puede garantizar que un mayor número de mayores puedan beneficiarse de las ventajas que suponen.

Actualmente, el acceso a las mismas únicamente puede ser a través de el Sistema de Dependencia. Los usuarios en primer lugar deben solicitar reconocimiento de Dependencia y posteriormente ser reconocidos con un grado y nivel suficiente, reconocido para el año en curso.  Una vez superada dicha fase, la Trabajadora Social habiendo valorado toda la situación social, familiar y la red de recursos, lo prescribe en un documento denominado PIA. Es finalmente el IASS atendiendo a dicho documento y a la lista de espera existente, quien otorga las plazas públicas y concertadas. La peculiaridad de las mismas es que al usuari@ le supone el coste un 80% de su renta per capita. Esto significa que en una residencia en la que existan plazas concertadas  y privadas, los usuarios tendrán cuotas diferentes. Los que ocupen plazas privadas, pagarán la cuota oficial y los que tengan plazas concertadas lo que a cada uno le suponga el 80% de su renta.


NOS GUSTARÍA QUE NOS DIJESES EL NÚMERO DE PERSONAS QUE FORMAN LA PLANTILLA Y SI ENTRE ELLAS HAY PERSONAL MÉDICO.

Esta Residencia cuenta con 16 auxiliares de geriatría, 5 auxiliares de limpieza, una enfermera diplomada, una auxiliar administrativo, una terapeuta ocupacional diplomada, una persona de mantenimiento y una directora. Estos 26 trabajadores están contratados directamente por Fundación Ramón Rey Ardid y con contrato indefinido. Así mismo y aunque la cocina esta  gestionada por una empresa externa (Combi) también cuenta con dos cocineras. En total en esta Residencia trabajan 28 personas y sin contar las personas que realizan las sustituciones siempre que son precisas (vacaciones, bajas laborales….).

Asimismo aprovecho para agradecer al Centro de Salud de Sástago (coordinador, médicos, enfermeras, auxiliar administrativo y demás personal), Servicio Social de Base Local y Comarcal, Alcaldesa del Ayuntamiento de Sástago y Concejal encargado de la Residencia, farmacia y Colegio Público Daniel Federío  el trato que tienen con nosotros y la ayuda que nos prestan cuando lo necesitamos.

ADEMAS DE TODOS ESTOS EMPLEOS DIRECTOS, ¿CONTAIS CON OTROS SERVICIOS EXTERNOS?

Por supuesto, contamos con varias empresas que se encargan del mantenimiento de ascensores, calefacción, aire acondicionado, extintores, telefonía, desinfecciones, tratamiento de agua y mantenimiento de albañilería que requiere la residencia.

ENTRE LAS PERSONAS RESIDENTES ¿QUE GRADO DE DEPENDENCIA EXISTE?

Como es lógico pensar todas las personas que hay en esta Residencia tienen un grado de dependencia. Este varía dependiendo de la patología física o psíquica que padezcan..Son muy pocos los residentes, por no decir ninguno, que no precisan en algún momento del día ayuda para actividades de la vida diaria (AVD), ya sea para comer, aseo, vestirse, levantarse o acostarse, baños….

Para saber el grado de dependencia de cada uno de los residentes la terapeuta del centro, realiza una serie de valoraciones. Estas son el test de Barthel, mini-examen cognoscitivo de Lobo, test de Pfeifher, Set-test, escala de Tinetti y la escala ansiedad –depresión. Mensualmente se vuelven a revisar los PAIS (Programas de Atención Individualizada) en los cuales la terapeuta observa si ha habido una mejora o un empeoramiento en el estado de cada persona.

EN EL TEMA DE REHABILITACIÓN, ¿CON QUÉ MEDIOS CUENTA LA RESIDENCIA?

Primero tendremos que hablar a que tipo de rehabilitación nos referimos. Cuando hablamos de rehabilitación por diversas fracturas (cadera, codo, hombros…), ictus, accidentes cardiovasculares… la terapeuta ocupacional realiza determinadas movilizaciones acordes con su puesto de trabajo y gerontogimnasia.  Cuando hablamos de rehabilitación cognitiva, realiza talleres de memoria, lenguaje, cálculo, atención, concentración, praxis, gnosias, funciones ejecutivas, manualidades y lúdicas.

¿QUÉ PRESPECTIVA DE TRABAJO OFRECE ESTA RESIDENCIA A LA COMARCA?

Hoy por hoy y con la ocupación que tiene la Residencia la plantilla esta cubierta. No obstante a la hora de sustituciones de vacaciones, accidentes, bajas laborales…. se cubren con otras personas en la medida que se precisa.

NOS PODRÍAS HABLAR DE LOS SERVICIOS CON LO QUE CUENTA LA RESIDENCIA Y EL COSTO DE ESTOS.
  
Para estancias cortas, y siempre que haya plazas, el coste por día es de 51.20 euros. No hay que estar un mínimo de días, eso sí, para este precio habrá un máximo de 15 días. También se exige un tipo de documentación a entregar en la Residencia aunque la estancia sea solo para un día.

Los familiares de los residentes pueden comer en la Residencia llamando o diciéndoselo alguna trabajadora, o el día de antes o ese mismo día antes de las once de la mañana para poder avisar a cocina.

Estos son los precios que tienen las distintas estancias:

¿QUÉ RESUMEN SE PUEDE HACER HOY DESPUÉS DE LOS CASÍ CINCO AÑOS DE SU FUNCIONAMIENTO?

Durante estos casi cinco años hemos ido adquiriendo mucha experiencia y profesionalidad y siempre aprendiendo algo nuevo de cada una de las casi 200 personas que hemos atendido en cualquiera de la modalidades que este Centro ofrece a sus usuarios.
           
POR ÚLTIMO, COMO DIRECTORA DEL CENTRO, NOS GUSTARÍA QUE NOS COMENTARAS TU IMPRESIÓN PERSONAL SOBRE EL DESARROLLO DEL DÍA A DÍA DE LA RESIDENCIA.

Cada día es diferente en la Residencia, nunca hay dos días iguales, porque no hay dos residentes iguales y aquí trabajamos con personas que necesitan mucha atención y dedicación y a la vez tratamos con sus familiares a los que también les prestamos otro tipo de ayuda y para los que siempre estoy (igual que mis compañeras) a su disposición.

Como en todos los puestos de trabajo hemos ido solucionando problemas y aprendiendo de ellos y quiero agradecer a toda la plantilla de la Residencia la dedicación que desempeñan en su puesto de trabajo.

Después de estas concisas  respuestas a nuestras preguntas estamos seguros que tras su lectura  conoceremos la realidad y atenciones que se prestan en nuestra residencia valorando la calidad de ellos y el enorme servio social que  dan en  nuestra Villa y la Comarca.

Damos las gracias a Pilar Ferruz, directora de la residencia, por las facilidades y atenciones que ha tenido con nosotros al facilitarnos las imágenes del interior de la residencia y al responder a  todas  preguntas que le hemos formulado,
           



14 de febrero de 2013

Como lo Compré, lo Vendo

COMO LO COMPRÉ,  LO VENDO

Rafael Fernández Tremps

Tiempo ha, en Sástago, oí contar esta historia que más abajo transcribo.
Insistió el narrador que él la había oído contar por boca del protagonista y que en los mismos términos que la oyó, la narraba. Apostillando: como lo compré, lo vendo. Y con este preámbulo, comenzó

-       Como sabís todos, pa la guerra, muchos, pa evitar problemas, nos fuimos al monte. Vivíamos en los mases.
(Asentimiento general)
-       M’acuerdo una vez que estaba yo a la sombra d’un mas, como acostumbraba muchos días, pues trabajo había poco. Acaso, cazar pa llenar el puchero. Pero a lo que iba. Tan tranquilo estaría, echando una cabezada, traspuesto, seguro. Y, de repente, echan a aparecer aviones.¡ Qué susto me cascaron!. ¡La madre que los parió! De la parte de Purburel asomaban, de por Huesca o por ahí vendrían. Tiraban p’abajo... se podían contar más de un ciento.
Algunos de los oyentes, personas mayores, confirmaban el hecho:
-       Yo, desde la balsa el Horno los veía pasar - dijo uno.
-       Coñe, si hasta alguna tardada, si parabas atención, se veía el resplandor de las bombas que tiraban y hasta se oía el estruendo - apostilló otro.
Animado por tales ratificaciones, proseguía:
-       Tal que, cuando m’acostumbré a velos, tiempo tuve, pues pasaron muchos días, pa entreteneme, me levantaba, cogía el palo y encarándomelo, m’apuntaba y ¡pim, pam! como si tirara. ¡Qué buen blanco ofrecían! Si hubia sido un fusil, más de uno habría bajau.
-       ¡Chiquer! ¿No serían perdices y, sondormido como estabas, te paicerían aviones? - Le interrumpió uno.
 Y él proseguía:
-       ¡Qué no, joer! Que bien rasos pasaban y buena ruidera que metían. Como pa confundilos. No fue eso sólo, no. Un día, los tenía encaros como siempre y, de repente, me veo que uno s’aparta del grupo. ¡Que hace ése! ¡No l’habré dao! -pensé riéndome.
(Risas)
-       Ni que tu palo fuera ametrallador ¿no?-apostillaron algunos
-        No fue nada, no, chiquetes. Que se separa, que se encara hacia mi, que cada vez más cerca. Y que yo patrás, patrás... a escondeme detrás del mas. Justo me vino llegar y ¡ratatatá, ratatatá...! ¡qué estaba ametrallando, el muy cabrito! Y no contento con el susto que me metió, vuelve y ¡ratatatá..!. otra vez y duro y dale, y yo dando vueltas alrededor del mas, pa escondeme de las rafagas. ¡Qué acojone! ¡Ay, rediós! Yo no sé las vueltas que di y él, detrás mío. Por lo menos vente u más.
-       Mira si daría vueltas, con deciros que no quedó una esquina sana. ¡Redondo dejó el mas!
-       No aponderes tú, no aponderes.- le censuraban algunos.
-        Redondico tal, lo que yo sus diga. ¡Ña si pegaría tiros!
-       Y no quedó la cosa así, no. ¡Quiá! Ya empezaba yo a respirar más tranquilo pues estaba ya más lejos que las veces anteriores y me paició que ya se marchaba. ¡Pues no! que veo que se gira y s’encamina pa mí  y esta vez más rasante que nunca. ¡Ay Dios mío! ¡Que la Virgen m’ampare! ¡Qué raso venía! Esta vez se va a empotrar en el mas, pensé. Y me lo veo que s’asoma por la ventanilla, que digo s’asoma, ¡medio cuerpo tenía fuera! Y cuando ya estaba encima, chilando y gesticulando como un descosido, no me  s’olvida la geta de malencarao que tenía, no -aun hay veces que me ensueño con él –va y me tira la llave inglesa.¡Casi me casca! ¡Que se había quedao sin munición el tío!
-       ¡Ala  cascala, qué trola! No nos ha jodido mal éste– le replicaron a coro.
Entonces él, muy decidido, se mete a casa y sale muy ufano blandiendo en su mano la llave en cuestión.
-       ¿Trola? Ñala, aquí la tenís.

Seguramente, si habéis terminado de leer, pensaréis lo que pensé en su día: ¡vaya chascarrillo que nos ha metido éste! Y puede que alguna vez lo hayamos oído contar como chiste o nosotros mismos lo hayamos hecho.
Mas, pensándolo bien, posiblemente, por lo menos en parte, el hecho sea básicamente real. No, desde luego, con las fantasías, exageraciones y resultado final expresados por el narrador. Y no estoy pensando en el protagonista primitivo. Me refiero al que yo se la oí contar que, dicho sea de paso, bien sabía poner en escena las historias. No le faltaban chispa, gracejo, simpatía, ni apasionamiento a la hora de contarlas. Y desde luego no se le atragantaban ni se le perdían las palabras. Supongo que así seguirá.



12 de febrero de 2013

Boletín Asociación 3ª Edad Nº 27


  ASOCIACIÓN DE LA TERCERA EDAD DE SÁSTAGO
       DISTRIBUCIÓN DEL BOLETIN ANUAL Nº 27
 
Como ya es tradicional por estas fechas la Asociación de la Tercera Edad de Sástago ha editada y repartido, gratuitamente, entre sus socios el boletín nº 27 del presente año.

Siguiendo la línea de los anteriores números contiene  las secciones habituales, saludas de presidentes de D.P.Z, Comarca Ribera Baja, Ayuntamiento de Sástago y Presidente de la Asociación de la Tercera Edad de Sástago, la colaboración de los servicios médicos y farmacia de Sástago, lo ocurrido en nuestra Villa 50 años atrás,  imágenes para el recuerdo,  documentación histórica, carta abierta de la Junta Directiva a los socios y una completa información escrita y fotográfica de todas las actividades que la asociación ha realizado a lo largo del año jornadas de convivencia, juntas generales, viajes así como los trabajos que nos remiten los colaboradores habituales  que año tras año hacen posible que nuestro boletín sea editado, ha todos ellos la Junta Directiva las expresa su agradecimiento por su desinteresada participación.

Todos los socios pueden pasar por los locales de la Asociación de 6 a 8 de la tarde  para recoger el citado boletín. 



                                   NUESTRA PORTADA

Antonio Enfedaque Sariñena

La imagen que ilustra nuestra portada corresponde al año 1923 y nos muestra la construcción de la cámara de la central nº 2, de la empresa Electro Metalúrgicas del Ebro. Corresponde a una serie de tres fotografías, dos de la entrada del túnel y esta que comentamos, que nos muestra esta fase de la edificación.

La torre, de la casa, sin el tejado, el puente terminado antes de hacer el canal de conducción de agua, y en la que es la balsa ó cámara el grupo de jornaleros de la obra, sin duda bastantes de ellos sastaguinos, que no acertamos a identificar a ninguno.

Esta tomada en invierno, prendas de abrigo, chalecos, bufandas y gorras, algunos se protegen las espinillas con envolturas de saco, son los que rompen o cuartean los bloques de piedra.

Comentaré la figura de la muchacha, toca a la cabeza, alpargatas atadas y delantal. Se ganaba su jornal como “aguadora” y su trabajo consistía en repartir agua, a todos los trabajadores, en un pesado buyol, recipiente de madera con canuta para beber.
Fotografía cedida por Rafael Sánchez Jerez.