27 de mayo de 2009

La liebre

Esta historia le ocurrió a un cazador de Sástago, que al parecer mataba poca caza y los amigos decidieron ayudarle de alguna manera.

El nombre del cazador, por supuesto va a ser un nombre ficticio, le llamaremos Jesús.

Bien, Jesús el cazador, tenia mucha ilusión por matar una liebre y sus amigos que lo sabían estuvieron toda la semana animándole y alabando su buena puntería, en fin que Jesús esa semana era el mejor, rebosaba optimismo y estaba deseando que llegara el domingo para salir al monte a por la liebre que seguro iba a liquidar.



Llego el domingo y Jesús que se había preparado todo el atuendo la noche anterior, salió raudo hacia el más del monte, donde aguardaban los compañeros de caza para salir a por las codiciadas presas.

La mañana iba trascurriendo normalita, una perdiz aquí, otra allí, y Jesús que no se estrenaba, el grupo de cazadores iban a la par formando una línea, batiendo una buena franja de terreno y entonces ocurrió.

El compañero que Jesús tenia a la derecha lo llamo en voz baja:

¡Jesús! Mira, allí tienes una encamada
¿Adónde que no la veo?
¡Allí! ¡a tu derecha, no ves el matorral, aquel grande, abajo esta la liebre
¡La veo, esta encamada!
¡Dispara es tuya!

Jesús apunta la escopeta… con calma…., la liebre no se movía y el pudo tomarse todo el tiempo del mundo antes de soltar el disparo que sonó como un cañonazo en el monte.

¡PUMMM!......
¡Por fin mi liebre, me pondré la cola en el sombrero, trae buena suerte!

Los compañeros lo felicitaban dándole palmaditas en la espalda y alabando su buena puntería. Jesús orgulloso de su proeza, se puso la escopeta al hombro y todos juntos se acercaron a la liebre muerta para que Jesús recogiera su trofeo.

Al llegar al matorral, todos se quedaron callados mirando…… a la liebre…, a Jesús…., a la liebre…, a Jesús se le vino el mundo encima.


La liebre estaba tripa arriba, entre el matorral y en su pecho un cartel decía:
¡JESUS MAS MATAO!

Esta historia es real, los nombres y los lugares son ficticios

Fernando Benito

Motes de los pueblos de Aragón


Nos propusimos en una tertulia saber como se les dice a los habitantes de los pueblos de Aragón, aunque no están todos hemos conseguido un buen montón de ellos.

Un amigo nos envío una primera lista de motes por correo y la fuimos ampliando con diferentes aportaciones de gentes que no veían su mote y escribían para añadirlo.

Si alguien que no esta en la lista quiere aportar su mote puede mandar un mensaje al blog y gustosamente lo incluiremos en la lista.

Si alguien ve su mote mal escrito, pues lo mismo, un correo y lo corregimos.

Los hemos buscado en Internet, en libros, hemos conversado con gente mayor y hemos apelado a su buena memoria, los tertulianos como siempre han aportado lo suyo y cuando esto se publique seguro que los lectores aportaran alguno más.

El mote esta escrito tal cual lo escriben los del pueblo.

Lista de motes

A
Ababuj Chamorros
Abellana Esquirueleros
Abena Pelaus
Abenillas Pulserudos
Abi Miserables
Abiego Coculos, Matamoros
Abizanda Arabes
Acín Carboneros
Acumuer Chirigüelos
Adahuesca Gabachos
Aguas GiIgueros
Aguatón Zorros
Aguaviva Ches
Agüero Caracoleros
Aguilar (T) Chotos
Aguilar (H) Sustanzieros
Aguilón Mocosos
Aguinalíu Lobatos
Aineto Señoritos
Aínsa Moricos
Ainzón Soperos
Aísa Gandions
Aladrén Indios
Alagón Melones
Alastuey Fongueros
Alba Zenizosos
Alba de Campo Moros, Zenizos
Albalate Poco culo
Albalate del Arzobispo Sompreñaus
Albalatillo Pillos, Rabosos
Albarracín Pelaires
Albelda Chinolluts, Gagos
Albero Alto Peñoteros, Quinquilaires
Alberuela de Laliena Cazoleros, Guinetetes
Alberuela de Tubo Fumaques
Alcaine Calizos
Alcalá de Gurrea Rabosos
Alcalá de la Selva Rabudos
Alcalá de Moncayo Toperos
Alcalá del Obispo Monarcos
Alcampel Albarders, Cabarrons, Guindolos
Alcañiz Judietes, Notarios, Semoletos
Alcolea de Cinca Repulidos
Alcorisa Puchereros
Alerre Franzeses
Alfamén Benas
Alforque Cucos
Algayón Mal coló
Aliaga Porrinos
Alins del Monte Pollins
Allepuz Brujos
Allueva Tropiezos
Almolda, La Botejos
Almonacid de la Sierra Jautos
Almudáfar Dichosos
Almudébar Saputos
Almunia de Dª Godina, La Albarcudos
Altorricón Guitarrers
Altosilla Pelaires
Anadón Rozinos
Anciles Chocolateros
Angüés Chocolateros, Longanizeros
Aniés Pellejotes, Peluchones
Ansó Fuscos
Antillón Ladrones, Morrongos
Anuñón Güecos
Anzánigo Escopeteros
Añón Putres
Apiés Pellejotes
Aquilué Madrileños
Ara Ballenos
Aracilla Manterudos
Aragavieso Planchaus
Araguás Perdens
Araguás del Solano Madrileños, Rayos
Aragüés del Puerto Cojinos, Polacos
Arasán Micha ratas sin pan
Arascués Raboseros
Aratorés Lelones
Arbaniés Zerrudos
Arbués Rabosos
Arcusa Jitanos
Ardisa Fafumaus
Arén Burlones
Arens Cagons
Arguis Fusos
Arguisán Argelinos
Armillas Carruchos
Arnes Arnerols
Arraso Balcones
Arrés Escalpizos
Arruaba Tamarugos
Artasona del Grado Naballetas
Artieda de Aragón Pleitistas
Arto Abogaus
Artosilla Pelairones
Ascara Picarazones
Asín Socarracristos
Aso Forigones
Aspes Sacretarios
Asque Asquerosos
Atea Patudos
Ateca Figueros
Aulet Melena tirada
Aurín Farineteros, Narigones
Avellana Esquiruelos
Avellanas Zirgüeleros
Ayera Charretes
Ayerbe Carnicrabas
Azanuy Cuquetas royas
Azara Bechas
Azlor / Aflor Mal color
Azuara Gualdrapos
B
Badaguás Gallegos
Baells Gamos, Llangostins
Báguena Bullangueros
Bagüés Segallos
Bail Pararrayos
Bailo Gabachos
Baldellou Caragoles
Ballobar Aljezeros, Mataburros por tozales
Banaguás Aporranogueras
Banariés Malosvinos
Banastás Callejeros, Canastas
Banastón Escodalobos
Bandaliés Cazoleros, Judíos
Bañón Escurrius, Socarraus
Bara Contrarios
Baraguás Empeguntapuercos
Barbaruens Miserables
Barbastro Nenes
Bárboles Mosquiteros
Barbuñales Bodeguetas, Tripetas
Bárcabo Afumaus
Barluenga Aliagueros
Barrachina Modorros
Beceite Roquerols
Belarra Borrachos
Belchite Aleteros
Bellestar Santurreros
Bellestar de Graus Toribios
Belmonte de Mezquín Latosos
Belsierre Ganchinos
Belsué Carboneros
Belver Incortadores
Benabarre Brutos, Guineus, Lelos
Benasque Tripes de queses, Llaminers
Bentué de Nocito Bailadores
Berbegal Berbegallos
Berbosa Buenos aires
Berdún Canalizos, Mulatos
Bergua Gatos
Bescós Foratagüegos
Bescós de Garcipollera Chabacanes
Bespén Raboseros, Rabosos
Bestué Gorreis
Betés Mansos
Betesa Calarons
Bezas Bezanos
Biel Pelaires
Bielsa Jitanos
Bierge Socarracristos
Bies Mosquerizos
Biescas Güeis de pata blanca, Pelaires,
Binaced Caragols
Binacua Fornacos
Binéfar Bobos, Fanfarrones
Biniés Gabachones
Binué Corrucons
Bisalibons Los de la chireta
Bisaurri Estripamardans
Biscarrués Caballos soberbios, Carameleros
Blancas Patirroyos, Toyagueros
Blecua Guicheros
Blesa Topos, Pulserudos
Bolea Fatos, Chen de talega, Rabaneros
Boltaña Tozuelos, Pelaires
Bolturina Anjelitos
Bonansa Pantorrelluts
Borao Abenas locas
Borja Cabezudos, Güechos
Botaya Mala canalla
Broto Brincatroncos
Bronchales Cabezones
Búbal Cascabellanas, Zafumaus
Buera Afumaus
Buerba Mandurros, Zapoteros
Buesa Curtos
Buisán Esquiruelos
Bujaraloz Cabezas gordas
Buyelgas Malpeinaus
C
Cabra de Mora Lagañosos
Cagigar Muzoleros
Calaceite Cohets
Calamocha Brutos del Jiloca
Calanda Calandrinos, Cozios
Calasanz Boters, Cañutos
Calatayud Cazuelos, Estopilleros
Calatorao Agarradicos, Jitanos
Caldearenas Esculabolsas
Callén Esparteros
Camañas Franceses
Camarillas Entierrabibos
Caminreal Paletos
Campo Cucharers, Embusters, Raps y cochetas
Campodarve Pizcas gordas
Camporrells Sebes royes
Canellas Esparrigons
Canfranc Cagotes
Caniás Afumaus
Cantavieja Onzenos
Cañada Cañaus
Cañada Vellida Zorros
Cañardo Berracos
Capdesaso Ganchines
Capella Morros quemaus
Cariñena Carallena, Pajareros
Cartirana Moscas
Casbas de Huesca Pocas barbas
Casbas de Jaca Finjidos
Caseres Bledes
Caserras del Castillo Ballarins, Guerres
Casetas Gatos
Caspe Cagones, Culos largos
Castarlenas Mantequeros
Castejón de Arbaniés Chinches
Castejón de Sobrarbe Guerrilleros
Castejón de Sos Matesaps
Castejón del Puente Corral de bacas
Castel de Cabra Cabritos, Gusanos
Castellar, El Meyopriscos
Castellazo Gorrez
Castelserás Judietes
Castiello de Guarga Altas torres
Castiello de Jaca Esbarranquiaus
Castilló del Pla Granotes
Castillonroy Estralets
Castilsabás Jaboneros
Cella Cabezones
Cenarbe Manzañones
Centenero Gurriones
Ceresa Pitos
Cerésola Zotaperros
Cerler Potrencos
Cervera del Rincón Zebollos
Cerveruela Isleros
Chalamera Milorchos
Chía Cardigazos
Chibluco Estozaperros
Chimillas Campanilleros, Lanudos, Pelaires
Chiprana Alobos, Romanos
Codo Esparteros
Colungo Figoneros, Figons
Corbatón Curtos
Cortes de Aragón Zalagardos
Cosa Seroneros
Coscojuela de Sobrarbe Bailarines
Coscullano Fronterizos
Costeán Burros
Cosuenda Tabanos
Cosuenda Zamarrones
Cretas Chent de Puñetes
Crivillén Nabos
Cuarte Calzonzilleros
Cuatrocorz Moros, Cornuts
Cuencabuena Zorros
Cuevas de Portalrubio Chorlitos
Curbe Cuervos
Cutanda Cabezones
D
Daroca Retrecheros
Doz Chicas-damas
E
Echo Andaluzes de'l Pirineo
Elrún Tringoletas
Elsué Alzarisoles
Embún Napons, Napudos
Ena Ranas, Raneros
Enate Tinacos
Encinacorba Zarzeros
Épila Farineteros
Erés Tripaires, Puercos
Eresué Albarisos
Eriste Tabanos
Erla Tripudos
Escalona Petrez
Escarrilla Flaqueros
Escartín Comequesos
Escorihuela Camorros
Escuaín Cremallizos
Escucha Barbutos
Escusaguat Escorrebotas
Espín Esquiruelos
Esplús Chichets
Esposa Lebates
Espuéndolas Espantaus
Esquedas Topedos
Estada Pelaus
Estadilla Chocolateros
Estaña Asolanats, Clabellines
Estiche Saltabarreras
Estopiñán Cachanos, Soldats
F
Fablo Chen basta
Fago Zaburranos
Fancillo Abarcudos
Fanlo Lindas damas
Fañanás Franzeses
Farlete Peluchones, Zorros
Fenillosa Escañacabras
Finestras Soquerons
Fiscal Serbilletas
Fonfría Culeros
Fonz Bozudos
Formiche Alto Zaumaus
Formiche Bajo Alforjeros
Fórnoles Muxols
Fortanete Preguntones
Fragén Fraixencos
Fresneda, La Freyits
Fuencalderas Gabachos
Fuendejalón Jirigas
Fuendetodos Afumaus
Fuentes Calientes Morcos
Fuentes Claras Aguarchaus
Fuentes de Rubielos Aflijidos
Fuentespalda Gorrinets
G
Gabás Gorrinets, Pinarizos
Gabasa Matarrayos
Gallocanta Fochas
Gallur Los del saco
Gargallo Los del peine, Peines
Gavín Guirrios
Gea de Albarracín Cocheros, Estupizeros
Gelsa Malas lenguas
Gerbe Escañapexes
Gésera Tirafustes
Gillué Marabillas
Ginebrosa, La Rabosos
Gistaín Talapens
Godos Repulidos
Grado de Guaso, El Pelaízos
Grado, El Cagamaderas, Navalletas, Peinetas
Grasa Pinatones
Graus Fozins, Guardaus
Griegos Capuchinos
Guadalabiar Chichorreros
Guardia Rabosos
Guarga Guirrios
Guaso Curtos, Relamius
Gúdar Culomudos
Güel Sabios, Esportoneros
H
Herrera de los Navarros Los del reino
Híjar Rabinos
Hoz de Barbastro Llatazins
Hoz de Jaca Bufarrios, Montesinos
Huerrios Cantagrillos, Cantamallos, Cucullos
Huerta de Vero Berzeros
Huerto Porros
Huesa Topos
Huesa Cobertizos
Huesca Calbos, Fatos, Quicos
I
Ibieca Chocolateros
Ibirque Sucarramachos, Trucarramas
Ibor Cuculos
Iglesuela del Cid Sucreros
Igriés Cebolleros
Iñosa Cañacrabas
Ipiés Pajas largas
Isuerre Gabachos
J
Jánovas Langostas
Jarlata Zebollons
Jasa Cojinos, Cuculdos
Jaulín Arraclanes, Carrucheros
Javierre Porroneros
Javierre del Obispo Cornudos
Javierregay Chaberrinos
Javierrelatre Furtasantos, Pellejeros
Jorcas Zoqueros
Josa Borbutes
Junzano Turcos
Juseu Moros
L
La Cañada Zorros
La Cañada de Benatanduz Toperos
La Corbilla Cucos
La Hoz de la Vieja Los de la razón
La Llana Batuecos
La Mata Letraus
Labata Poca plata
Labuerda Gurrions
Lacuadradas Sevillanos
Laguarres Afranzesaus, Gabachos
Laguarta Serrallapuertas
Lallés Zerollons
Laluenga Turruellos Mangudos
Lamuria Escorrebotas
Lanaja Modorros
Lanave Pajas largas
Langa del Castillo Calbos
Lanuza Churdos, Capezutos
Lapardina Borbotones
Lárrede Pulidos
Larrés Catalanes
Larués Torcazos
Lasaosa Conejeros
Lascellas Relojeros
Lascuarre Pelaus
Lasieso Rinconeros
Laspuña Pregunteros
Lastanosa Rabosos
Latorre Bobones, Borbotones
Latrás Rabosos
Latre Esbarranquiaus
Layés Zerollos
Lécera Fartizos
Lechago Petirrojos
Leciñena Tripudos
Lerés Cascabeles
Letux Pa tu, los de Letux
Libros Paineteros, Seroneros
Liesa Guerrilleros
Ligüerre Zezinosos
Linares de Mora Gabachos
Linás de Broto Capachos
Liri Barranquixos
Lledó Llagañosos, Lledonets
Loarre Letachins, Tozinos
Lobera Lobos
Longás Pezeros
Loporzano Tripudos
Los Corrales Tripones
Los Olmos Abogaus
Losanglis Cometripas
Luesia Desdentaus, Mosquitos
Lumpiaque Moros, Tontos
Luna Albarderos
Lupiñén Comediantes
Lusera Beñazeros
M
Maicas Tozinos
Mainar Naberos
Mallén Pagan poco, pero bien
Mara Zebolleros
Marracos Comezapos
Martes Peloteros
Martín del Río Zorros
Mas Blanc Socarraus
Matidero Rompebancos
Mazaleón Pelats
Mediano Bufanabos
Mesón Nuevo Pelapollos
Mezalocha Grajas
Mianos Matraleros
Miedes Desombligaos
Miralsot Rabosos
Mirambel Sufridos
Miravete de la Sierra Zorros
Monegrillo Peluchos
Monreal del Campo Chirrines, Zafraneros
Monrepós Matalobos
Montalbán Fanfarrones
Montañana (Ribagorza) Llangardaixos
Monterde de Albarracín Peineteros
Montmesa Americanos, Toperos
Montón Moros
Montoro Ajeros
Monzalbarba Zigüeños
Monzón Cabezudos, Ninos
Mora de Rubielos Aflijidos, Azeiteros, Migueros
Morán Borrombones
Morata Condes, Brutos
Morillo de Liena Abarcons
Morillo de Sampietro Gais
Morrano Falconeros
Mosqueruela Chichirinos
Mozota Canasteros
Mundot Picharrumeros
Munébrega Pajareros
Moneva Monevinos
Muniesa Bachanos
Murillo Calzaprietos, Figoneros
Muro Escodalobos
Muro de Bellós Tañeburros
N
Naval Cazoleros, Puchereros
Navarrete del Río Los del mosto
Navasa Afumaus
Navasilla Astillas, Chocolateros
Nerín Brinzoneros
Nocito Caracoleros
Noguera de Albarracín Judíos
Nogueras Zorros
Nogueruelas Zaumaus
Nonaspe Cachaps
Novales Paberos
Novés Zaragozanos
Nueno Tenajeros
Nueros Picarazos
O
Obón Cheches
Ola Gazapos, Perros
Oliete Tramposos
Oliván Patateros
Olocau del Rey Zorros
Olsón Campanaus, Olsonaus
Olvena Calamacos
Olvés Gatos
Ontiñena Pelaus, Tripas llenas
Orés Narigones
Orire Barranquizos
Orlato Martolitos
Orna Ropones
Orós Alto Coleros
Orós Bajo Papudos
Oroz Capezutos
Ortilla Belitres
Orún Señoritos
Osia Raposos
Osso de Cinca Lamidos
Oto Cagatroncos
P
Pallaruelo de Monegros Calbos
Palomar Arrastraus
Palomar de Arroyos Jitanos
Panticosa Pandicutos
Panzano Loberos
Paracuellos de Jiloca Igueros
Pardinilla Cachapos
Paternoy Alacranes
Pedregal Braguetes
Pedrola Apatuscos
Pedruel Madrileños
Pelegriñón Pichorras
Peña, La Burrufallas
Peralta de Alcofea Laminers
Perarrúa Azelguers
Perdiguera Cucutes
Pertusa Chandros
Piedratajada Cotorros, Balloqueros
Piedrafita Tensinos, Bruxos
Pilzán Chafarroques, Pels afumats
Pina Chabacanes
Pinseque Mormagas
Pintano Balloqueros
Piracés Moricos
Pitarque Zebolleros
Plan Capitanes
Plana, La Presumidos
Planillo Zapos
Plasencia del Jalón Raneros
Plou Bailarines
Pobo, El Pinchos
Poleñino Cucosos
Portalrubio Sebosos
Poyo del Cid, El Coritos
Pozán de Vero Embusteros
Pozuel Cucos
Puebla de Castro Morzilleros
Puebla de Roda Caragoleros
Puebla de Valverde, La Bufones
Puendelula Farineteros
Puerto Mingalvo Patudos
Puértolas Estozagatos
Pueyo de Fañanás Pitarros, Polleros
Pueyo de Jaca Lapayones
Pueyo de Marguillén Guineus
Purroy de la Solana Orelles llargues, Orelluts
Puyarruego Trucheros
Puybolea Moros
Q
Quicena Calabazeros
Quinto Tomateros
Quinzano Cazoleros, Chozineros
R
Ramastué Magañones
Rañín Malajente
Rapún Borbutes
Rasal Gabachos
Ricla Pachuchos
Riglos Maragatos, Güitres
Rillo Zebollinos
Robres Ababolicos
Rocafort Matachinches
Roda Torrodons
Rodellar Fuseros, Rodegüesos
Rolluela Cucharetos
Rubielos de la Cérida Albarcudos
Rubielos de Mora Bufones
Rudilla Trapos viejos
Rueda de Jalón Anieblaus, Goditos
S
Sabayés Mosqueros
Sabiñán Caracoleros
Sabiñánigo Tenazetas
Sádaba Balloqueros
Saganta Cremats
Sagatiás Lentejeros
Sahún Trabucos
Salas Altas Peñazeros
Salas Bajas Litoneros
Salcedillo Carboneros
Salillas Pelaus
Sallent de Gállego Sallenutos
Samitier Peñasqueros
San Esteban de Litera Cazols, Cucas foradatas, Coletallos
San Esteban de Mall Mochileros
San Juan de Plan Torruecos
San Martín Pitarrois
San Mateo de Gállego Piojosos
San Urbez Roñosotes
San Vicente Rompecletas
San Vicente de Labuerda Bisorios
Sandiás Truqueteros
Sandiniés Floqueteros
Sanfelices Cazadors
Sangarrén Puercos
Saniasa Safumaus
Santa Cilia de Jaca Zebollons
Santa Cruz de la Serós Esbarranquiaus
Santa Engracia Gallegos
Santa Eulalia de Gállego Pilarocas
Santa Eulalia del Campo Soplons
Santa Eulalia la Chica Trompetillas
Santa Eulalia la Mayor Carboners
Santa Justa Alacrans, Manchegos
Santa María de Belsué Pescaires
Santa María de Buil Lobos
Santaliestra La plaga
Santed Cucos
Santorens Pocs y dolens
Saqués Cascanuezes
Sardas Gabarderos
Sariñena Chen de meyo pelo, Membrillos, Carnones
Sarrión Comeburros
Sarsamarcuello Mochuelos
Sarvisé Gallegos
Sasa de Cinca Cuchareros
Sasa del Abadiado Babosos
Sasal Miquetas
Sástago Cuchilleros
Secorún Campaneros
Segura de Baños Aumaus
Sena Melons
Senés de Alcubierre Canelos, Embudos
Serraduy Zebollers
Servé Pichabertes
Serveto Cornudos, Canelos
Sesué Falandraixos
Sierra de Luna Carachos
Sieso Berzeros
Siétamo Memojos
Sin Canelos, Plantabaleas
Sinués Cuculdos
Sirigüés Narigudos
Sobas Pelaires
Solanilla Caldereros
Sopeira Dolens
Soriana Robines
Sos del Rey Católico Sopicones, Faltafabas
Susín Mesturosos
T
Tabernas de Isuela Zebolleros
Tabuenca Tauros
Tarazona Tarazonicas
Tardienta Morros d’olla
Tauste Ñais
Tella Papirrois
Terrer Pochos
Tierga Rusos
Tierrantona Guitons, Letons
Tierz Pelagallos
Tolva Morzilleros
Torralba Apiazaus, Pelaus
Torralba de los Sisones Zorros
Torralbilla Zentauros
Torre Baja Gacheros
Torre del Conte Torrats
Torre las Arcas Churros
Torre los Negros Notarios
Torrecilla del Rebollar Morzilleros
Torrecilla, La Punchones
Torrente Podals, Calzonzillos
Torres de Albarracin Arroceros
Torres de Alcanadre Zerrudos
Torres del Obispo Zebollons
Torrijo del Campo Pelaus
Tosos Patosos
Tramacastiel Zesteros
Tramacastilla de Tena Burlons
Tramaced Sin bandera
Trasobares Españoles
Triste Burufallas
Tronchon Cuquillos
U
Ulle Gallegos, Loberos
Uncastillo Enchargaus
Urdués Papudos, Cuqueros
Urmella Carambellas
Urrea de Gaén Cañizeros
Used Rabiosos
Used de Somontano Esquirueleros, Juezes
Usieto Pastores
Usón Tripudos
Utebo Sebosos, Barbos
Utrillas Zaumaus
V
Valbona Gacheros
Valcarca Canten galles
Valdelinares Cagurrieros
Valderrobres Raboses, Cotorres
Valdealgorfa Valdealgorfano, Aragonés
Valjunquera Cachaps
Valpalmas Jautos, Rompedores
Velilla de Cinca Poputs
Velillas Tibios
Vera de Moncayo Cucos, Lechuguinos
Vicién Matacrabas, Cucosos
Villacampa Escopeteros
Villacarli Perillons, Escarnacrabas
Villafeliche Polboreros
Villafranca Jitanos
Villamayor Salseros
Villanova Bocatobas
Villanúa Jitanos
Villanueva de Gállego Pelaus
Villanueva de Huerva Nabudos
Villanueva de Sigena Rabosos
Villanueva del Rebollar Gatos
Villar del Cobo Ahumados
Villar del Arzobispo Zebaderos
Villareal Raneros
Villarluengo Topos, Zorros
Villarquemado Chozeros, Pozeros
Villarroya Pelaires
Villarroya de los Pinares Arrastrasantos
Villaruelo de los Olmos Cucos
Villobas Granaderos
Vió Escañacuerbos
Vistabella Ni bista ni güella
Vivel del Río Martín Franzeses
Y
Yebra de Basa Gabachos
Yéqueda Anda la rueda
Yésero Pezeros
Yéspola Cajalizos
Yeste Burufallas
Z
Zaidín Llantains
Zaragoza Cheposos
Zuera Capaburras
Zurita Cunilles

Bueno, esto es para que todo el mundo sepa de donde procede, ahora que se pierden los valores con tanta facilidad, su mote le recordara de donde viene y también le recordara lo mucho que quiere su tierra. Eso espero.
Honor y Gloria Aragoneses.

Transcripción/adaptación literaria libre:

24 de mayo de 2009

Aníbal el Hispano

Cartago, hoy desaparecida, actual Túnez, 247 a.C.-Bitinia, actual Turquía, 183 a.C.) Militar cartaginés. Hijo de Amílcar Barca, quien, según la leyenda, le hizo jurar odio eterno a los romanos ante los dioses. Tras la muerte de su padre (229 a.C.) y el asesinato de su cuñado Asdrúbal (221 a.C.), Aníbal asumió la jefatura del ejército cartaginés, que ya entonces controlaba el sur de Hispania. Desde su base de Cartago Nova (la actual Cartagena), realizó varias expediciones hacia el altiplano central y sometió a diversas tribus iberas.

En el 219 a.C. destruyó Sagunto, ciudad aliada de Roma, y traspuso el Ebro, río en que, siete años antes, cartagineses y romanos habían fijado el límite de sus respectivas influencias en territorio peninsular; esta acción significó el inicio de la Segunda Guerra Púnica (219-202 a.C.).

En la primavera del 218 a.C., Aníbal concedió a su hermano Asdrúbal el mando de las tropas en Hispania y partió hacia Italia con un ejército de 60.000 hombres y 38 elefantes. Después de atravesar los Pirineos, y los Alpes, llegó a la llanura del Po, donde derrotó a los romanos sucesivamente en Tesino y en Trebia, a pesar de las numerosas bajas que había sufrido en el curso de la marcha.

Al año siguiente, una nueva victoria, esta vez junto al lago Trasimeno, le dio el control sobre la Italia central. Aplastado el ejército romano de Flaminio, Roma quedó a merced del cartaginés, pero éste no se atrevió a asaltar las sólidas murallas de la ciudad y prefirió dominar la Italia meridional. En agosto del 216 A.C., venció en Cannas a las tropas de Lucio Emilio Paulo y Marco Terencio Varrón, cuyos efectivos duplicaban a los suyos.

No obstante, lejos de sus bases de avituallamiento, sin posibilidad de recibir refuerzos, ya que su hermano Asdrúbal había sido derrotado y muerto por Claudio Nerón en la batalla de Metauro cuando se dirigía a socorrerle (207 A.C.), y habiendo fracasado en el intento de atraer a su causa a los pueblos itálicos sometidos por Roma, el ejército de Aníbal quedó aislado e inmovilizado en la Italia meridional durante varios años, situación que aprovecharon los romanos para contraatacar.

Tras expulsar a los cartagineses de la península Ibérica, el general romano Publio Cornelio Escipión, llamado el Africano, desembarcó cerca de Cartago (203 A.C.), hecho que obligó a Aníbal a regresar a África, donde fue vencido en la batalla de Zama, en el 202 A.C. A consecuencia de esta derrota, Cartago se vio obligada a firmar una paz humillante, que puso fin al sueño cartaginés de crear un gran imperio en el Mediterráneo occidental.

Con todo, Aníbal, elegido sufeta para los años 197 y 196 A.C., intentó reconstruir el poderío militar cartaginés, pero, perseguido por los romanos, hubo de huir y refugiarse en la corte de Antíoco III de Siria, a quien indujo a enfrentarse con Roma, mientras él negociaba una alianza con Filipo V de Macedonia. A raíz de las victorias romanas sobre los sirios en las Termópilas (191 A.C.) y en Magnesia (189 A.C.), Aníbal huyó a Bitinia, donde decidió quitarse la vida el año 183 A.C., para evitar que el rey Prusias lo entregase a Roma y ante la imposibilidad de encontrar un refugio en que pudiera sentirse seguro.
Buero a pesar de ser cartaginés, durante su estancia en Hispania se convirtió en el caudillo que casi consiguió gobernar el mundo. Es posiblemente el primer héroe Hispano de la historia

Transcripción literaria libre:

14 de mayo de 2009

Historias del Tío Boleas (El esparvel)

El esparvel
De nuevo el famoso Tío Boleas es protagonista de una historia interesante y de nuevo es Simón Ordovás, quien nos la cuenta, en una tertulia muy concurrida en la que cada vez se acentúan mas las ganas de oír relatos o historias del Tío Boleas.
Lo curioso es, que cuando se escucha el relato, a continuación algún tertuliano recuerda otra historia.
Así trascurre el tiempo entre los tertulianos, en el callizo de la Manqueta.

El Tío Boleas se fue a Cataluña a visitar a un pariente que hacia mucho no veía, el cual trabajaba de camarero en un hotel de la costa de Tarragona.
Como era costumbre, el pariente le enseñó el hotel del lujo en el cual prestaba sus servicios y saliendo a la terraza, desde la cual se divisaba una estupenda vista al mar, observó el tío Boleas, la cantidad de peces que allí acudían, dado que en el piso inferior estaba la cocina del hotel y por una de las puertas se salia a una terraza y desde alli tiraban los desperdicios y sobras de la cocina al mar, el tío Boleas le dijo a su pariente:

- La próxima vez que venga, traeré el esparvel, y nos pondremos las botas de pescado.

(El trasmallo o esparvel se llama en Sástago a un utensilio de pesca, es una red circular con pesos alrededor del circulo y en el centro del circulo un cuerda que es con la que se recoge lentamente la red, haciendo que los pesos vayan cerrando la red mientras se extrae del agua y si hay suerte con la pesca dentro se emplea en la pesca de madrillas, y barbos en el Ebro).

El pariente viendo la oportunidad de comida en abundancia gratis le dijo que si, que ya vería la forma de colarlo para que pudiera echar la red al agua y llenarla de sabrosos peces

Y así lo hicieron, el pariente lo organizo todo para el día siguiente, fueron al hotel y se colaron por la cocina a la pequeña terraza desde donde se arrojaban los desperdicios al agua.
El Tío Boleas echó el esparvel al agua, se fue al fondo y fueron tantos los peces que entraron en el esparvel, y la fuerza que hacían al nadar mar adentro, que arrastraban al tío Boleas por el suelo de la terraza.

El Tío Boleas tuvo que atar la soga de cierre del esparvel a uno de los pilares de la terraza, para no ir de cabeza al mar pero era tal la cantidad de peces arrastrando la red hacia el fondo que empezó a temblar el suelo dela terraza y toda la estructura del edificio, debido a la fuerza que ejercían los peces dentro de la red.

El Tío Boleas percatándose de la tragedia que se avecinaba tuvo que cortar la cuerda con la navaja, porque se escachaba el hotel.
Y así fue como por una vez y sin que sirva de precedente el Tío Boleas y su pariente se quedaron sin pescados que llevarse a la boca.

(Esparvel se le llama también a una rapaz diurna muy frecuente en el monte de Sástago, en otros lugares se le llama esparvero, o cernícalo)



Fernando Benito

9 de mayo de 2009

Cosas que me envian por correo (Curiosidades)

?Sabias que.¿…
Este apartado de curiosidades, el trabajo consiste en buscar aquí y allá, hasta conseguir un buen numero de curiosidades, hay mucho sitios donde buscar y mucho trabajo para recopilar, muchas de estas curiosidades están publicadas en libros especializados.
Una vez seleccionados solo tienes que hacer la transcripción en el orden que tengas establecido


Es imposible lamerse el codo

Un cocodrilo no puede sacar la lengua.

El corazón de la gamba está en su cabeza

La gente dice "salud" o "Jesús" cuando estornudas, porque durante el estornudo el corazón se detiene un milisegundo.

En un estudio de 200 mil avestruces por un período de 80 años, en ningún caso se reportó que una de ellas metiese la cabeza bajo tierra ni lo intentase.

Es físicamente imposible para los cerdos mirar al cielo.

Entre los años 1937 y 1945 Heinz produjo una versión de la sopa de letras especiales para el mercado alemán, que consistía en pequeñas swásticas de pasta.

Más del 50% de la población en el planeta nunca ha hecho ni recibido una llamada telefónica.

Ni las ratas ni los caballos pueden vomitar.

Si estornudas muy fuerte, puedes fracturarte una costilla.

Si tratas de contener un estornudo, puedes romper un vaso sanguíneo en la cabeza o el cuello y morir.

Si mantienes abiertos a la fuerza los ojos, saltarán fuera de su órbita.

Las ratas se multiplican tan rápidamente que en 18 meses, dos ratas pueden tener más de un millón de descendientes.

Usar audífonos durante sólo una hora aumenta la bacterias en el oído unas 700 veces.

Si el gobierno americano asegura que no tiene conocimiento sobre extraterrestres, ¿porqué en el título 14, sección 1211 del Código de Regulación Federal, implementado el 16 de julio de 1969, se declara ilegal que los ciudadanos de Estados Unidos tengan algún tipo de contacto con extraterrestres o sus vehículos?

En cada capítulo de la serie Seinfel hay un Superman en algún sitio.

El mechero se inventó antes que las cerillas.

El 35% de las personas que recurren a los anuncios personales para encontrar parejas, ya están casadas.

El 23% de los fallos en las fotocopiadoras en el mundo están causados por personas que se sientan encima y se fotocopian las posaderas.

Durante el tiempo medio de vida de una persona, mientras duerme, se habrá comido un surtido de 70 insectos y unas 10 arañas.

La mayoría de los pintalabios contienen escamas de pescados.

La orina de los gatos brilla con la luz negra

Igual que las huellas digitales, cada lengua es única.

Apostaría que has intentado lamerte el codo!!


Trancripción literaria libre:

2 de mayo de 2009

El Mio Cid

En Este apartado de las tertulias me vais a permitir que escriba sobre algunos personajes que a mi personalmente me fascinan.
Cuando decidí emprender esta labor de investigación sobre varios personajes de leyenda españoles pensé en quien seria el primero, no dude demasiado en decidirme. El Cid, es el personaje más fascinante de todos los que admiro, que son muchos.

Si los americanos tuvieran la mitad de los héroes que tenemos nosotros a lo largo de nuestra historia, se volverían locos, o los adorarían como a dioses. Lo malo es que nos harían adorarlos a nosotros también. Así que dejémosles con Superman, Batman y sus héroes de pacotilla de los múltiples conflictos en los que participan.
A lo que vamos, aquí tenéis el trabajo de unas cuantas horas, espero que os guste.

La historia
Rodrigo Díaz nació en Vivar, pequeña aldea situada a 7 kilómetros de la ciudad de Burgos en 1043. Hijo de Diego Laínez, noble caballero de la Corte Castellana y de una hija de Rodrigo Alvarez. Descendiente es por línea paterna de Laín Calvo, uno de los dos Jueces de Castilla.

Héroe nacional por excelencia Rodrigo Díaz, el Cid, el más universal de los burgaleses, encarna el prototipo del caballero con las máximas virtudes, fuerte y leal, justo y valiente, prudente y templado, guerrero y culto...
A pesar de la distancia que nos separa de su vida, conocemos con bastante exactitud su vida y obra. Mucha leyenda le rodea, pero, su figura ha sido estudiada con gran rigor por grandes especialistas, como Menéndez Pidal. Gracias a estas personas, conocemos la personalidad del caballero burgalés, los hechos que hicieron sus días, su vida familiar, y hasta su caballo y espadas son por todos conocidos.

Sus restos y los de Jimena, su esposa, descansan en el centro de la catedral de la capital de Castilla, Burgos, pero su espíritu está con nosotros aún presente.
A los 15 años quedó huérfano de padre y se crió en la corte del rey Fernando I junto al hijo del monarca, el príncipe Sancho. Ambos crecieron juntos y trabaron buena amistad durante cinco años. También se educó en las letras y en las leyes, seguramente en el monasterio de San Pedro de Cardeña, lecciones que le servirían posteriormente para representar en pleitos al mismo monasterio y también al mismísimo Alfonso VI el cual confió al burgalés numerosas misiones diplomáticas en las que debía conocer perfectamente las leyes.

Entre los años 1063 a 1072 fue el brazo derecho de don Sancho y guerreó junto a él en Zaragoza, Coimbra, y Zamora, época en la cual fue armado primeramente caballero y también nombrado Alférez y "príncipe de la hueste" de Sancho II.
A los 23 años obtuvo el título de "Campeador" al vencer en duelo personal al alférez del reino de Navarra.
A los 24 años era conocido ya como Cid o Mío Cid, expresión de cariño y admiración.
Con la muerte de Sancho II en el cerco de Zamora y tras la jura de Santa Gadea tomada por Rodrigo al nuevo rey castellano, Alfonso VI, la suerte del Cid cambió y su gran capacidad fue desechada por la ira y envidia del nuevo monarca.

El destierro
Al morir Fernando I (primer rey de Castilla), divide su reino entre sus hijos. A Don García le da Galicia, a Don Alfonso León, Castilla a Don Sancho y Toro y Zamora a Doña Elvira y Doña Urraca respectivamente. Sancho no contento con el reparto intenta unificar los territorios con la ayuda de su alférez El Cid.

Juntos lucharon en varias batallas, entre ellas, el duelo judicial o campo de la verdad en el que el Cid derrotó al navarro Jimeno Garcés obteniendo el título de Campeador. También lucharon en las batallas de Llantada y Golpejar, en las cuales vencimos y derrotando a los leoneses, Alfonso pierde la corona de León en favor de Sancho, rey de Castilla. También acompañó el Cid al cerco de Zamora, donde el rey Sancho fue asesinado a traición por Bellido Dolfos.

Por ser el Cid jefe de las tropas del rey Sancho y por sus conocimientos jurídicos en Derecho Castellano, fue el mismo quien tomó juramento en la Iglesia de Santa Gadea de Burgos, a Don Alfonso, de no haber tenido arte ni parte en la muerte de Don Sancho.

Debido a esta razón, entre otras seguramente, el nuevo rey de Castilla, Alfonso VI, destituyó a Rodrigo de su cargo y nombró Alférez real a García Ordóñez, pasando el Cid a un segundo plano en la corte.
Tras esto, el Cid tomó matrimonio con Jimena, hija del Conde de Oviedo, nieta de Alfonso VI y biznieta de Alfonso V el 19 de Julio de 1074.

En 1079, se dirige a Sevilla para cobrar los tributos (parias) del rey de Sevilla a Alfonso VI. Esta en ello cuando él y el rey de Sevilla fueron atacados por el rey de Granada y García Ordoñez. Las mesnadas del Cid consiguen vencer a los asaltantes y Rodrigo humilla a García Ordóñez en el castillo de Cabra, pero a la vuelta a Burgos, este último, y Pedro Ansúrez, desencadenan traición contra el Cid, consiguiendo que Alfonso VI le destierre, y prohíbe a todos los burgaleses darle ayuda o aposento alguno, como así dicen los versos del Cantar:

Ya entra el Cid Ruy Díaz por Burgos; sesenta pendones le acompañan.
Hombres y mujeres salen a verlo, los burgaleses y burgalesas se asoman a las ventanas: todos afligidos y llorosos.
De todas las bocas sale el mismo lamento:
¡Oh Dios, qué buen vasallo si tuviese buen Señor!


En 1081 el Cid es desterrado por primera vez de Castilla. 300 de los mejores caballeros castellanos le acompañaron en tan difícil situación. Esta etapa duró unos 6 años los cuales fueron aprovechados por Rodrigo y sus hombres para hacer de Zaragoza su cuartel general y luchar en el Levante.

Vuelve a Burgos en 1087 pero poco duró su paz con el rey por lo que marchó de Burgos hacia Valencia donde se convirtió en el protector del rey Al Cádir y sometió a los reyezuelos de Albarracín y Alpuente.

El almorávide Yusuf cruza en 1089 el estrecho de Gibraltar y el rey Alfonso pide ayuda al caballero castellano, pero por una mal entendido entre ambos surge una nueva rencilla entre el rey y su leal súbdito y el monarca le destierra por segunda vez en 1089.

En los diez años siguientes, la fama del Cid se acrecentó espectacularmente al contrario que el reinado del rey. En menos de un año el Cid se hizo señor de los reinos moros de Lérida, Tortosa, Valencia, Denia, Albarracín, y Alpuente.

En torno al 1093, matan a su protegido de Valencia Al Cádir, ciudad que fue tomada por Ben Yehhaf. El Cid asedió durante 19 meses la ciudad y finalmente entró triunfal en junio de 1094.

Rodrigo se convirtió en el señor de Valencia, otorgó a la ciudad un estatuto de justicia envidiable y equilibrado, restauró la religión cristiana y al mismo tiempo renovó la mezquita de los musulmanes, acuñó moneda, se rodeó de una corte de estilo oriental con poetas tanto árabes como cristianos y gentes eminentes en el mundo de las leyes, en definitiva, organizó con grandísima maestría la vida del municipio valenciano.

Aún habría de combatir numerosas batallas, como la que el mismo año le enfrentó al emperador almorávide Mahammad, sobrino de Yusuf, el cual se presentó a las puertas de Valencia con 150.000 caballeros. La victoria fue total, tan grande fue el número de enemigos como grande fue el botín a ellos recogido.
En 1097 muere en la batalla de Consuegra su único hijo varón, Diego.
El domingo 10 de julio de 1099, muere el Cid. Toda la cristiandad lloró su muerte.

El Cantar del Mio Cid.
Ni el mismísimo Cid podía imaginarse la trascendencia de su vida tras su muerte. Todos los juglares de los siglos posteriores a su muerte contarían en forma de cantares de gesta su vida y sus hazañas, así como también inventarían su leyenda.

Varios son los escritos sobre el Cid, pero destaca sobremanera el llamado Cantar de Mio Cid (nótese que no es Poema sino Cantar, ya que como letra de una canción ha de ser tomado y no texto de poema).
Así pues, El Cantar del Cid, es una canción recitada por los juglares de aquellos tiempos medievales. El texto que nos ha llegado, es una transcripción de un copista llamado Per Abbat en un manuscrito (del s. XIV, conservado en la Biblioteca Nacional). Aunque hay quien opina que pudiera ser el autor y no un mero copista.

El manuscrito, al igual que el de La Chanson de Roland, no es de gran belleza y contiene varias faltas, algunas corregidas, esto es debido a una finalidad de uso por parte de los juglares y no para más altos menesteres.
Es posible que ya existiera un primitivo Cantar del Cid en 1120, aunque piensan los expertos que no seria de contenido como el conservado hasta 1207.

El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana,
al destierro con doce de los suyos
polvo, sudor y hierro, el Cid cabalga.